Artrosis cervical: qué es, síntomas y tratamiento

La artrosis cervical es un tipo de enfermedad degenerativa de la columna que lesiona la región cervical, que corresponde a la zona del cuello, y que es más frecuente que suceda en personas mayores de 50 años debido al desgaste natural de las articulaciones que sucede a medida que la persona envejece, sin embargo también puede presentarse en personas de cualquier edad, estando relacionada principalmente con una mala postura.

Debido al desgaste de las articulaciones en la región cervical, es común que la persona presente algunos síntomas como dolor en el cuello, rigidez y dificultad para moverlo, siendo importante consultar al ortopedista para que realice una evaluación y pueda indicar el tratamiento adecuado, el cual puede realizarse con medicamentos, fisioterapia y, en algunos casos, cirugía.

Artrosis cervical: qué es, síntomas y tratamiento

Síntomas de la artrosis cervical

Los síntomas de la artrosis cervical surgen a medida que ocurre la degeneración de la zona y la inflamación local, resultando en el surgimiento de algunos síntomas, siendo los principales:

  • Dolor en el cuello, que empeora con el movimiento;
  • Dolor de cabeza de tipo tensional;
  • Dificultad para girar el cuello hacia los lados o girar la cabeza hacia arriba o hacia abajo;
  • Sensación de tener "arena" dentro de la columna cuando se mueve el cuello;
  • Puede haber sensación de adormecimiento o de hormigueo en el cuello, en los hombros o en los brazos.

En algunos casos es posible que el dolor en el cuello también se irradie hacia los hombros, brazos y manos. Es importante consultar al ortopedista cuando los síntomas no mejoran a lo largo del tiempo, ya que de esta forma podrían solicitarse estudios como rayos X de la columna o una resonancia magnética para que se haga el diagnóstico y se inicie el tratamiento más adecuado. Conozca los síntomas de esta enfermedad.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la artrosis cervical debe ser indicado por el ortopedista de acuerdo a los síntomas presentados y a la edad de la persona. Es importante que el tratamiento sea iniciado lo antes posible para evitar un compromiso mayor de la región cervical, pudiendo indicarse de forma inicial el uso de medicamentos para aliviar los síntomas. En algunos casos, cuando los síntomas de la artrosis cervical no mejoran con el uso de medicamentos, el médico puede indicar la realización de cirugía y/o fisioterapia.

Fisioterapia para artrosis cervical

La fisioterapia para la artrosis cervical es parte importante del tratamiento, ya que ayuda a evitar la rigidez de la articulación. El tratamiento fisioterapéutico puede incluir el uso de aparatos como ultrasonido, láser, ondas cortas y corrientes alternas, pero es importante la práctica de ejercicios de fortalecimiento muscular y estiramientos para mantener los músculos involucrados debidamente sanos, para evitar compensaciones posturales que puedan agravar la artrosis.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: