Ácido glicólico: para qué sirve, contraindicaciones y efectos en la piel

Revisión clínica: Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
  1. Para qué sirve
  2. Cómo se debe utilizar
  3. Contraindicaciones
  4. Efectos secundarios

El ácido glicólico es un tipo de ácido, derivado de la caña de azúcar y otros alimentos dulces, que posee propiedades que ayudan a exfoliar, hidratar y aclarar la piel, además de tratar el acné y retrasar el envejecimiento prematuro, disminuyendo las líneas de expresión.

Esta sustancia no tiene olor ni color, por lo que puede encontrarse como componentes de algunas cremas y lociones para uso diario, o como solución concentrada para realizar peelings.

No obstante, su uso debe ser recomendado por el dermatólogo, debido a que este componente puede encontrarse en diversos productos en diferentes concentraciones, siendo necesario que el médico evalúe la piel e indique el producto más adecuado según el tratamiento a realizar, para evitar efectos secundarios como la irritación y el enrojecimiento de la piel.

Para qué sirve

El ácido glicólico es capaz de promover la renovación celular a través de la exfoliación y descamación de la piel, además de estimular la producción de colágeno, asegurando la firmeza y elasticidad de la piel. Por este motivo, el ácido se puede utilizar para varias situaciones, siendo las principales:

  • Promover el rejuvenecimiento de la piel, ya que elimina las células muertas y estimula la renovación celular y la producción de colágeno;
  • Aclarar las manchas provocadas por el acné, melasma o el sol, ya que debido a la renovación celular, se produce la "eliminación" de las células más pigmentadas, resultando en el aclaramiento de la región donde se aplicó el ácido;
  • Dejar la piel más fina y sedosa, debido a una mayor producción de colágeno, lo que le confiere mayor firmeza y tersura a la piel, además de reducir los poros dilatados;
  • Prevenir las arrugas relacionadas con el envejecimiento de la piel, ya que estimula la formación de colágeno, manteniendo la piel más firme;
  • Ayudar en el tratamiento de las estrías, ya que favorece la renovación celular y ayuda a aclarar y disimular las estrías;
  • Controlar la oleosidad de la piel, ya que puede penetrar rápidamente en la piel y destapar los poros, lo que también ayuda a prevenir la aparición de puntos negros y espinillas;
  • Tratar las cicatrices del acné, ya que promueve la exfoliación de la piel y la renovación celular, disminuyendo la inflamación local y ayudando a reducir la aparición de cicatrices.

Debido a la eliminación de las células muertas, el ácido glicólico facilita la absorción de otras sustancias utilizadas en la piel, como el uso de cremas hidratantes o aclarantes.

Cómo se debe utilizar

Antes de iniciar el uso de ácido glicólico, se recomienda consultar a un dermatólogo para una evaluación de la piel y para indicar el producto con concentraciones adecuadas para lo cual se desea utilizar.

El ácido glicólico se puede utilizar durante la rutina matutina o vespertina. Cuando se aplica por la mañana, se recomienda lavar primero el rostro con agua y jabón o un gel limpiador adecuado para el tipo de piel, y luego se debe colocar un sérum para proteger la piel. Después de que se seque, se debe aplicar el producto con ácido glicólico, dándole prioridad a las regiones a tratar, y por último es importante la colocación de protector solar adecuado para el rostro. Cuando se aplica por la noche, se recomienda lavarse la cara y luego colocarse el ácido glicólico.

Cuando se utiliza en productos cosméticos, en forma de cremas o lociones, el ácido glicólico se encuentra en concentraciones del 1 al 10%, mientras que cuando se usa para procedimientos estéticos, como el peeling, este ácido se puede encontrar en concentraciones de hasta el 70%, por lo que la concentración dependerá de cuál sea el objetivo del tratamiento. Conozca cómo se realiza el peeling químico.

Contraindicaciones

El uso de ácido glicólico está contraindicados en mujeres embarazadas, personas con hipersensibilidad al glicolato y que presenten dermatitis de contacto.

Efectos secundarios

A pesar del ácido glicólico ser un producto relativamente seguro, en algunas personas puede provocar efectos secundarios como enrojecimiento, ardor, sensibilidad a la luz, sensación de quemazón de la piel, y en los casos donde provoca lesiones, puede causar cicatrices hipertróficas.

Para evitar estos efectos indeseados, se recomienda que cualquier tratamiento con ácido glicólico esté indicado por el dermatólogo, debido a que es importante que se evalúe el tipo de piel y se indique el modo de uso dependiendo del beneficio que se busque.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em octubre de 2021. Revisión clínica por Marcelle Pinheiro - Fisioterapeuta, em octubre de 2021.

Bibliografía

  • FDA. Glycolic Acid. 2016. Disponível em: <https://www.fda.gov/media/101373/download>. Acceso en 29 jun 2021
  • YOKOMIZO, Vania Marta F.; BENEMOND, Tania Maria H.; CHISAKI, Chinobu; BENEMOND, Paula H. Peelings químicos: revisão e aplicação prática. Surg Cosmet Dermatol. Vol 5. 1 ed; 58-68, 2013
Abrir la bibliografía completa
  • CHANDRASHEKAR, BS; ASHWINI, KR; VASANTH, Vani; NAVALE, Shreya. Retinoic acid and glycolic acid combination in the treatment of acne scars. Indian Dermatol Online Journal. Vol 6. 2 ed; 84-88, 2015
  • SHARAD Jaishree. Glycolic acid peel therapy – a current review. Clinical, Cosmeti. 6. 281–288., 2013
Revisión clínica:
Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
Formada por la UNESA con registro profesional en CREFITO- 2 nº. 170751 - F.