Sistema muscular: qué es, clasificación y tipos de músculos

El sistema muscular corresponde al conjunto de músculos presentes en el cuerpo que permiten la ejecución de los movimientos, garantizan la postura, la estabilidad y el apoyo del cuerpo. Los músculos están formados por un conjunto de fibras musculares, las miofibrillas, que a su vez están organizadas en haces y envueltas por un tejido. 

Los músculos son capaces de realizar un movimiento de contracción y relajación, y es esto lo que favorece la ejecución de los movimientos del día a día, como caminar, correr, saltar y sentarse, además de otros que son esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo, como hacer circular la sangre, respirar y realizar la digestión. 

Sistema muscular: qué es, clasificación y tipos de músculos

Clasificación de los músculos

Los músculos pueden clasificarse de acuerdo a su estructura, función y características de contracción.

De acuerdo con sus características de contracción, los músculos se clasifican en:

  • Voluntarios, cuando su contracción es coordinada por el sistema nervioso, influenciada por el deseo de la persona;
  • Involuntarios, en los que la contracción y la relajación del músculo no depende de la voluntad y decisión del individuo, ocurriendo de forma regular, como es el caso del músculo cardíaco y del músculo presente en el intestino, que ejerce los movimientos peristálticos, por ejemplo. 

De acuerdo con su función, pueden clasificarse en:

  • Agonistas, que se contraen con el objetivo de generar el movimiento;
  • Sinergistas, que se contraen en la misma dirección de los agonistas, ayudando a ejecutar el movimiento;
  • Antagonistas, que se oponen al movimiento deseado, es decir, mientras los músculos agonistas están generando el movimiento de contracción, los antagonistas promueven la relajación y el estiramiento gradual del músculo, permitiendo que el movimiento sea realizado de forma coordinada. 

Asimismo, según las características estructurales, los músculos pueden clasificarse en liso, esquelético y cardíaco. Estos actúan directamente unidos con el sistema nervioso, con el objetivo de permitir que el movimiento ocurra de forma correcta y coordinada. 

Tipos de músculos

De acuerdo con la estructura, el tejido muscular puede ser clasificado en tres tipos diferentes:

1. Músculo cardíaco

El músculo cardíaco, también llamado miocardio, es el músculo que recubre el corazón y posibilita los movimientos de este órgano, permitiendo el trasporte de sangre y oxígeno a otros órganos y tejidos del organismo, lo que es vital para mantener el buen funcionamiento del cuerpo. 

Este músculo se clasifica como involuntario, pues su función es desempeñada independientemente del deseo de la persona. Asimismo, presenta estrías, por lo que también se denomina estriado cardíaco, y está constituido por células alargadas y ramificadas que se contraen de forma vigorosa y rítmica. 

2. Músculo liso

Este tipo de músculo posee contracción involuntaria y lenta, y puede encontrarse en la pared de órganos huecos como el sistema digestivo, la vejiga y los vasos sanguíneos, por ejemplo. A diferencia del músculo cardíaco, este no presenta estrías, razón por la que es denominado músculo liso. 

3. Músculo esquelético

El músculo esquelético también es estriado; no obstante, a diferencia de los otros tipos de músculos, este se puede contraer de forma voluntaria, es decir, para que exista movimiento. Por ello, es necesario que la persona dé la señal para que exista la contracción del músculo. Este tipo de músculo está fijado a los huesos por medio de los tendones, permitiendo que haya movimiento de los músculos del brazo, piernas y manos, por ejemplo. 

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • DUTTON, Mark. Fisioterapia ortopédica: exame, avaliação e intervenção. 2ª ed. Porto Alegre: Artmed, 2010. 17; 31-36.
Más sobre este tema: