Testosterona en gel: para qué sirve y cómo se debe utilizar

Actualizado en diciembre 2023

La testosterona en gel es un medicamento indicado como terapia de restitución de testosterona en hombres con hipogonadismo, una condición que se caracteriza por la poca o ninguna producción de testosterona.

De esta forma, la testosterona en gel actúa reponiendo o complementando los niveles de testosterona en el cuerpo masculino, atenuando los síntomas como pérdida de masa muscular, aumento de la grasa corporal, disfunción eréctil y bajo deseo sexual, por ejemplo.

La testosterona en gel puede encontrarse en farmacias o droguerías en presentación de sobre y bajo los nombres comerciales son Lowtiyel, Testogel, Protram y Androgel, por ejemplo. Se puede adquirir mediante la presentación de receta médica y debe usarse solo bajo indicación del médico, con dosis individualizadas y por el tiempo de tratamiento establecido por el médico.

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve

La testosterona gel está indicada por el médico para aumentar la concentración de testosterona en los hombres cuando padecen de hipogonadismo masculino, que se manifiesta a través de diversos síntomas como impotencia, pérdida de deseo sexual, fatiga y depresión.

El hipogonadismo masculino puede ocurrir cuando hay remoción o torsión de los testículos, quimioterapia en la región genital, en el síndrome de Klinefelter, deficiencia de la hormona luteinizante, tumores hormonales, trauma o radioterapia y cuando la tasa de testosterona en sangre es baja, con gonadotrofinas con valores normales o baja. Vea otras causas de hipogonadismo masculino.

Cómo se debe utilizar

La testosterona en gel es un medicamento de uso exclusivamente tópico, y debe usarse sobre la piel intacta, sin heridas, 1 vez al día, siempre en el mismo horario, de preferencia por la mañana, aplicando una capa fina sobre la piel del brazo, hombro o barriga, diseminando suavemente.

Las recomendaciones para aplicar la testosterona en gel son:

  1. Lavar la zona de la piel en que se aplicará la testosterona en gel, con agua y jabón suave;
  2. Secar bien la piel con una toalla limpia y seca para que la esta absorba el gel;
  3. Abrir el sobre de testosterona en gel inmediatamente antes de su uso;
  4. Aplicar todo el contenido del sobre, formando una capa de testosterona en gel sobre la piel, sin frotar;
  5. Dejar el gel secar naturalmente por lo menos 3 a 5 minutos antes de vestirse, y dejar actuar durante todo el día;
  6. Lavarse las manos con agua y jabón después de la aplicación;
  7. Mantener cubierta la zona de la piel en que se aplica la testosterona en gel, hasta lavar el área o tomar un baño.

La testosterona en gel no debe aplicarse sobre los testículos o el pene, ya que puede causar irritación. Además, se recomienda esperar por lo menos 6 horas después de su aplicación para tomar un baño, entrar en la piscina o en el mar.

La testosterona en gel es inflamable, ya que contiene alcohol en su composición. De esta forma, se debe evitar su uso cerca del fuego, además de que, en caso de fumadores, se debe evitar el tabaco hasta que el gel esté completamente seco.

Las dosis de testosterona en gel pueden ser alteradas por el médico de acuerdo a los niveles de esta hormona en el cuerpo, por lo que su uso debe ser siempre orientado por el médico.

Posibles efectos secundarios

Algunos de los efectos secundarios más comunes que pueden ocurrir durante el tratamiento con la testosterona en gel, son reacción local en el sitio de la aplicación, eritema, comezón, sensación de ardor, endurecimiento de la piel, acné o piel seca.

Otros efectos secundarios de este medicamento incluyen dolor de cabeza, cambios de humor, náusea, vómito, diarrea, enfermedades de la próstata, crecimiento y dolor en las mama, mareos, sensación de hormigueo, hinchazón en las piernas, caída de cabello, presión alta, aumento de los glóbulos rojos de la sangre y reducción de los niveles de colesterol HDL.

La testosterona en gel también puede causar efectos secundarios graves, siendo recomendado entrar en contacto con el médico tratante, en caso de que surjan síntomas como aumento de la frecuencia urinaria, pérdida del control de la vejiga, dolor o dificultad para orinar, erección dolorosa o ganancia de peso rápida.

Además, se debe interrumpir el tratamiento y buscar ayuda médica de inmediato o acudir al servicio de urgencias más cercano en caso de que surjan síntomas como orina oscura, heces clara, piel u ojos amarillentos, falta de aire, dolor o sensación de opresión en el pecho, dolor que se disemina por el hombro o mandíbula, tos súbita, silbido en el pecho, respiración rápida, dificultad respiratoria, dolor, hinchazón o enrojecimiento en una o ambas piernas.

Contraindicaciones

La testosterona en gel debe evitarse en hombres menores de 18 años o adultos que tengan cáncer de próstata sospechoso o confirmado, cáncer de mama masculino o alergia a alguna sustancia o componente del gel.

Además, la testosterona en gel no debe usarse para el tratamiento de la infertilidad masculina o impotencia.

La testosterona en gel está contraindicada en mujeres embarazadas y que estén en período de lactancia. De esta forma, es importante que la mujer evite el contacto con la piel del hombre en que fue aplicado el gel. En caso de que esto ocurra de forma accidental, se debe limpiar la piel de inmediato con agua y jabón.