Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

¿Aborto o un retraso en la menstruación? Diferencias y cómo identificar

Las mujeres que creen que pueden estar embarazadas pero que sufren un sangrado vaginal, pueden tener mucha dificultad en identificar si ese sangrado es sólo una menstruación atrasada o si, de hecho, es un aborto espontáneo, especialmente si ocurrió hasta 4 semanas después de la fecha probable de la menstruación.

Por lo que la mejor forma de saber es hacer una prueba de embarazo de la farmacia tan pronto como la menstruación se retrase. De esta forma, si da positivo y la mujer presenta un sangrado en las semanas siguientes es más probable que haya ocurrido un aborto espontáneo. Sin embargo, si la prueba es negativa, el sangrado sólo representa una menstruación tardía. Vea cómo hacer la prueba de embarazo correctamente.

¿Aborto o un retraso en la menstruación? Diferencias y cómo identificar

Diferencias entre aborto y menstruación

Algunas diferencias que pueden ayudar a la mujer a identificar si ha tenido un aborto espontáneo o una menstruación retrasada son:

 Menstruación atrasadaAborto espontáneo o natural
ColorSangrado ligeiramente marrón rojizo, semejante a las menstruaciones anteriores.Sangrado ligeiramente marrón, que cambia a rosa o rojo vivo. Puede tener inclusive olor fétido.
CantidadPuede ser absorbida por la toalla sanitaria o tampón higiénico.Difícil de contener en la toalla sanitaria, ensuciando la ropa interior y la ropa.
Presencia de coágulosPueden surgir pequeños coágulos en la toalla sanitaria.

Liberación de coágulos más grandes y tejido color ceniza. En algunos casos puede ser posible identificar el saco amniótico. 

Dolor y calambres

Dolor y calambres tolerables en el vientre, muslos y espalda, que mejoran con la menstruación.

Dolor muy intenso que surge repentinamente, seguido de sangrado abundante.
FiebreEs un síntoma raro de menstruaciónPuede surgir en varios casos de aborto, debido a la inflamación del útero. 

Sin embargo, las señales de la menstruación varía mucho de una mujer a otra, siendo que algunas mujeres pueden presentar poco dolor duran el período, mientras otras sientes fuertes cólicos y  sangran bastante, haciendo más difícil identificar si es menstruación o aborto. 

Así que lo más recomendable es consultar el ginecólogo siempre que surge la menstruación con características diferentes de las anteriores, especialmente cuando existe sospecha de ser un aborto.

Exámenes que ayudan a identificar la causa

Aunque el examen de embarazo de la farmacia pueda, en algunos casos, ayudar a identificar si es un aborto o una menstruación retrasada, la única forma de confirmar el diagnóstico es consultando al ginecólogo para que sea realizado un ultrasonido transvaginal o un examen de sangre para evaluar la cantidad de hormona gonadotropina coriónica humana en sangre. 

  • Examen de beta-hCG cuantitativo

El examen beta-HCG debe ser realizado, por lo menos, en dos días diferentes para evaluar si los valores de esta hormona en la sangre están disminuyendo. En caso que esto ocurre, es señal que la mujer sufrió un aborto.

Sin embargo, si los valores aumentan, significa que todavía puede estar embarazada y que el sangrado fue apenas provocado por el embrión al implantarse en la pared uterina o por otra causa, siendo recomendado hacer una ecografía transvaginal. 

Si los valores se mantienen iguales e inferiores a 5mIU / ml, es probable que no haya existido embarazo y, por lo tanto, el sangrado es sólo una menstruación retrasada.

  • Ultrasonido transvaginal

Este tipo de ultrasonido permite obtener una imagen del interior del útero y de las otras estructuras reproductivas de la mujer como las trompas y los ovarios. Por lo que con este examen es posible identificar si existe algún embrión que se desarrolla en el útero, además de evaluar otros problemas que pueden haber causado el sangrado como un embarazo ectópico, por ejemplo.

En casos más raros, el ultrasonido puede indicar que la mujer no posee embrión ni cualquier otro cambio en el útero, incluso cuando los valores de beta-hCG están alterados. En estos casos, la mujer puede estar embarazada y, por lo tanto, se aconseja repetir el examen alrededor de 2 semanas más tarde, para evaluar si ya es posible identificar el embrión.

Qué hacer en caso que se sospeche de un aborto

En la mayoría de los casos, el aborto ocurre en las primeras semanas de gestación y, por lo tanto, el sangrado dura sólo 2 o 3 días y los síntomas mejoran en ese período, no siendo necesario acudir al ginecólogo.

Sin embargo, cuando el dolor es muy fuerte o el sangrado es muy intenso, provocando síntomas como cansancio y mareo, por ejemplo, se aconseja acudir inmediatamente al ginecólogo o al hospital para iniciar el tratamiento adecuado, que puede incluir sólo el uso de medicamentos para aliviar los dolores o una pequeña cirugía de emergencia para detener la hemorragia.

Además de esto, cuando la mujer cree que ha tenido más de 2 abortos espontáneos es importante consultar al ginecólogo para identificar si hay algún problema como endometriosis, que está causando los abortos y que necesita ser tratado.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Carregando
...