¿Qué hacer cuando el bebé se cae de la cama?

Revisión médica: Drª. Beatriz Beltrame
Pediatra
septiembre 2021

Si el bebé se cae de la cama o de la cuna, es importante que la persona mantenga la calma y consuele al bebé para luego evaluar la presencia de signos como enrojecimiento, sangrado o hematomas, los cuales pueden indicar que existe alguna lesión.

La mayoría de las veces, la caída no es grave, pero siempre se recomienda llevar al bebé al pediatra o al hospital para que le realicen pruebas que confirmen que no hay daño interno.

Las caídas son relativamente frecuentes en bebés y niños pequeños, ya que no son conscientes de la altura y pueden caerse de la cama o del sofá. Por este motivo, es muy importante tener cuidado de no dejar al bebé solo en lugares altos donde pueda caerse al moverse.

¿Qué hacer después de la caída?

En caso de que el bebé se caiga de un lugar alto como la cama, cuna, silla o cambiador, debe seguir los pasos que se mencionan a continuación :

  1. Mantener la calma y tranquilizar al bebé: es importante mantener la calma y no llamar de inmediato al pediatra o llevar al bebé al hospital, ya que la caída puede no haber causado heridas. Además, el bebé necesita cariño para quedarse tranquilo y parar de llorar, de esta forma la persona responsable podrá evaluarlo mejor;
  2. Evaluar la condición física del bebé: verificar brazos, piernas, cabeza y cuerpo del bebé para verificar si presenta hinchazón, enrojecimiento, hematoma o deformidad en alguna región del cuerpo. En caso de ser necesario, debe desvestir al bebé para observarlo mejor;
  3. Aplicar un cubo de hielo en caso de enrojecimiento o hematoma: el hielo disminuye la circulación de la sangre en la zona, reduciendo el hematoma. Se debe envolver el hielo con un paño y colocarlo en la región donde ocurrió el golpe, realizando movimientos circulares durante un máximo de 15 minutos, volviéndolo aplicar 1 hora después;
  4. Aplicar una crema con árnica, debido a que propiedades que permiten que el morado o el golpe se cure más rápido.

Aunque no se hayan observado signos o síntomas relacionados con la caída al momento de la evaluación, es importante que el bebé sea evaluado por un médico.

¿Cuándo acudir al servicio de urgencias?

Siempre es recomendable llevar al bebé al centro de salud más cercano cuando se cae de un lugar alto, debido a que a pesar de que no presenta signos de que haya sufrido una lesión, puede haber algún tipo de daño interno, como una fractura, que necesite ser tratada adecuadamente.

Las situaciones más graves que deben ser evaluadas lo más pronto posible son:

  • Herida que sangra;
  • Hinchazón o deformidad en los brazos o piernas;
  • La presencia de vómitos;
  • Llanto intenso que no cede con el consuelo;
  • Pérdida de la consciencia;
  • El bebé no mueve los brazos o piernas;
  • El bebé se encuentra muy calmado, apático y sin reacción.

Estos síntomas pueden indicar que el niño tiene un traumatismo craneoencefálico, principalmente si se golpeó con la cabeza, por lo que debe ser llevada de inmediato al servicio de urgencias.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em septiembre de 2021. Revisión médica por Drª. Beatriz Beltrame - Pediatra, em agosto de 2019.
Revisión médica:
Drª. Beatriz Beltrame
Pediatra
Formada por la Facultad Evangélica de Medicina de Paraná en 1993 con registro profissional no CRM PR - 14218.