Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
Cerrar Coronavirus: Informaciones sobre el COVID-19 Leer más
¿Qué necesitas saber?

Qué es policitemia, principales síntomas y tratamiento

La policitemia corresponde al aumento de la cantidad de glóbulos rojos, también llamados hematíes o eritrocitos en la sangre, es decir, cuando está por encima de 5.4 milhões de hematíes por µL de sangre en las mujeres y por encima de 5.9 millones de hematíes por µL de sangue en los hombres.

Debido al aumento en el número de glóbulos rojos, la sangre se vuelve más viscosa y circula con más dificultad a través de los vasos, pudiendo causar algunos síntomas como dolor de cabeza, mareos e incluso infarto.

La policitemia puede tratarse no solo para disminuir la cantidad de glóbulos rojos y la viscosidad de la sangre, sino también con el objeto de aliviar los síntomas y prevenir complicaciones como ACV y embolia pulmonar.

 

Qué es policitemia, principales síntomas y tratamiento

Síntomas de la policitemia

La policitemia generalmente no produce síntomas, principalmente si el aumento en el número de glóbulos rojos no es tan grande, siendo detectada sólo por medio del examen de sangre. Sin embargo, en algunos casos, la persona puede sentir dolor de cabeza constante, visión borrosa, piel roja, cansancio excesivo y comezón en la piel, principalmente después del baño, lo que puede indicar policitemia.

Es importante que la persona se realice una hematología de manera regular y en caso que surja algún síntoma relacionado a la policitemia, debe acudir inmediatamente al médico, ya que el aumento de la viscosidad de la sangre en función al aumento del número de glóbulos rojos, aumenta el riesgo de ACV, infarto agudo del miocardio y embolia pulmonar, por ejemplo.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico de la policitemia se realiza a partir del resultado del hemograma, en el que se observa además del aumento del número de glóbulos rojos, el aumento de los valores del hematocrito y de la hemoglobina. Vea cuáles son los valores de referencia de la hematología.

De acuerdo con el análisis del hemograma y el resultado de otras pruebas realizadas por la persona, la policitemia se puede clasificar en:

  • Policitemia primaria, tambIén llamada policitemia vera, es una enfermedad genética caracterizada por la producción anormal de las células sanguíneas;
  • Policitemia relativa, se caracteriza por el aumento del número de glóbulos rojos debido a la disminución del volumen plasmático, como en el caso de la deshidratación, por ejemplo, no indica necesariamente que haya una mayor producción de glóbulos rojos;
  • Policitemia secundaria, que ocurre debido a enfermedades que pueden conducir al aumento no solo del número de glóbulos rojos, sino también de otros parámetros de laboratorio.

Es importante identificar la causa de la policitemia para establecer el mejor tipo de tratamiento, evitando la aparición de otros síntomas o complicaciones.

Principales causas de policitemia

En el caso de la policitemia primaria o policitemia vera, la causa del aumento de la producción de glóbulos rojos es una alteración genética, que produce un desequilibrio en el proceso de producción de las células rojas, que lleva al aumento de glóbulos rojos y, a veces, de leucocitos y plaquetas.

En la policitemia relativa, la causa principal es la deshidratación, ya que en estos casos hay pérdida de fluidos corporales, conduciendo al aumento aparente del número de glóbulos rojos. Normalmente, en el caso de la policitemia relativa, los niveles de eritropoyetina, que es la hormona responsable por regular el proceso de producción de glóbulos rojos, están normales.

La policitemia secundaria puede ser causada por diversas situaciones, que pueden llevar al aumento en el número de glóbulos rojos, como por ejemplo, enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias, obesidad, tabaquismo, síndrome de Cushing, enfermedades hepáticas, leucemia mieloide crónica en fase inicial, linfoma, alteraciones renales y tuberculosis. Además, el número de glóbulos rojos pueden aumentar debido al uso prolongado de corticosteroides, suplementos de B12 y medicamentos utilizados en el tratamiento del cáncer de mama, por ejemplo.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la policitemia debe ser orientado por un hematólogo en el caso del adulto, o por el pediatra en el caso del bebé y del niño y depende de la causa del aumento del número de glóbulos rojos en la sangre.

Normalmente, el tratameinto tiene como objetivo disminuir la cantidad de glóbulos rojos, hacer la sangre más fluida, aliviar los síntomas y reducir el riesgo de complicaciones. En el caso de policitemia vera, por ejemplo, se puede recomendar realizar una flebotomía terapeutica o sangría, en donde es retirado el exceso de glóbulos rojos.

Además, el médico puede inidicar el uso de medicamentos, como la aspirina, para fluidificar la sangre y reducir el riesgo de formación de coágulos o de otros medicamentos como la Hidroxiurea o el Interferón alfa, por ejemplo, para disminuir la cantidad de glóbulos rojos.

Bibliografía >

  • GOLDMAN, Lee; SCHAFER, Andrew I.. Goldman-Cecil Medicina. 25 ed. Rio de Janeiro: Elsevier, 2018. p. 1139-1147.
  • Kliegman, Robert M. et al. Nelson Tratado de Pediatria. 20 ed.. Rio de Janeiro : Elsevier, 2018. p. 2361-2362.
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Sólo podremos responderle si deja su email.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje