Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Medicamentos prohibidos y permitidos durante la lactancia materna

La mayoría de los medicamentos que se ingieren se transfieren hacia la leche materna, sin embargo, muchos de ellos pasan sólo en pequeñas cantidades, e inclusive cuando están presentes en la leche, pueden que no se absorban en el tracto gastrointestinal del bebé. Siempre que sea necesario tomar un medicamento durante la lactancia materna, la madre debe hablar con el médico para saber si ese medicamento es peligroso y si debe evitarlo o si es necesario suspender la lactancia materna durante el período del tratamiento.

En general, las madres que amamantan deben evitar el uso de medicamentos, sin embargo, si es realmente necesario, deben optar por los más seguros y por aquellos que ya hayan sido estudiados y que sean poco excretados en la leche materna, de manera que se disminuyan los riesgos para la salud del bebé. Los medicamentos que son de uso prolongado por la madre, por lo general, acarrean un mayor riesgo para el lactante, debido a los niveles que puede alcanzar en la leche materna.

Medicamentos prohibidos y permitidos durante la lactancia materna

Medicamentos que no se pueden tomar durante la lactancia

Los siguientes medicamentos no deben, bajo ninguna circunstancia, ser utilizados durante la lactancia materna. Sin embargo, en caso sea necesario realizar el tratamiento con alguno de ellos, debe interrumpirse la lactancia materna:

ZonisamidaFenindionaLisuridaIsotretinoínaSildenafilo
DoxepinaAndrogénicosTamoxifenoDietilpropiónAmiodarona
BromocriptinaEtinilestradiolClomifenoVerteporfinaLeuprolina
SelegilinaAnticonceptivos orales combinadosDietilestilbestrolDisulfiramEtretinato
BromuroMifepristonaEstradiolBorrajaFormol
AntipirinaMisoprostolLutropina AlfaCohosh azul
Sales de oroBromocriptinaAntineoplásicosConsuelda
LinezolidCabergolinaFluoruraciloKava
GanciclovirCiproteronaAcitretinaKombucha

Además de estos medicamentos, la mayoría de las soluciones de contraste para realizar imágenes de radiología también están contraindicados, o deben ser utilizados con cautela durante la lactancia materna.

Qué hacer cuando se toma un medicamento durante la lactancia

Antes de decidir utilizar un medicamento durante la lactancia materna, la mujer debe:

  • Evaluar en conjunto con el médico si es necesario tomar el medicamento, el cual evaluará los beneficios sobre los riesgos;
  • Preferir medicamentos estudiados que sean seguros en niños o que sean poco excretados en la leche materna;
  • Preferir medicamentos de aplicación local, cuando sea posible;
  • Definir bien los horarios de uso del medicamento, de manera a evitar los picos de concentración en la sangre y en la leche que coincidan con el horario de las tomas del bebé;
  • Optar, siempre que sea posible, por medicamentos que contengan tan solo una substancia activa, evitando aquellos que poseen muchos componentes, como por ejemplo los antigripales. Se debe preferir tratar los síntomas más evidentes con el paracetamol para aliviar el dolor o la fiebre, o la cetirizina para tratar los estornudos y la congestión nasal.
  • En caso que la madre use un medicamento debe mantenerse atenta y observar al bebé, esto para detectar posibles efectos secundarios como alteraciones en el patrón de alimentación, en los hábitos de sueño, agitación o trastornos gastrointestinales, por ejemplo;
  • Evitar medicamentos de acción prolongada, debido a que son más difíciles de eliminar por el organismo;
  • Extraer la leche materna con anticipación y congelarla para alimentar al bebé, en caso se deba interrumpir la lactancia materna. Conozca cómo almacenar la leche materna correctamente.

Cuáles son los medicamentos que pueden ser utilizados durante la lactancia

Los medicamentos listados a continuación son considerados potencialmente seguros para ser usados durante la lactancia materna, sin embargo, ninguno de ellos debe ser usado sin orientación médico.

El resto de los medicamentos que no se mencionan en la lista a continuación, sólo deben utilizarse si los beneficios son más que los riesgos. Inclusive en estos casos, deben utilizarse con precaución y bajo orientación médica. En muchos casos, se puede justificar la suspensión de la lactancia materna.

Medicamentos considerados potencialmente seguros en la lactancia

Son considerados seguros en la lactancia:

  • Vacunas: todas las vacunas a excepción de la vacuna contra el antrax, colera, fiebre amarilla, rabia y viruela;
  • Anticonvulsivos: ácido valproico, carbamazepina, fenitoína, fosfenitoína, gabapentina y sulfato de magnesio;
  • Antidepresivos: amitriptilina, amoxapina, citalopram, clomipramina, desipramina, escitalopram, fluoxetina, fluvoxamina, imipramina, nortriptilina, paroxetina, sertralina y trazodona;
  • Antipsicóticos: haloperidol, olanzapina, quetiapina, sulpirida y trifluoperazina;
  • Antimigrañosos: eletriptán y propranolol;
  • Hipnóticos y ansiolíticos: bromazepam, cloxazolam, lormetazepam, midazolam, nitrazepam, quazepam, zaleplón y zopiclone;
  • Analgésicos y antiinflamatorios: ácido flufenámico o mefenámico, apazona, azapropazona, celecoxib, ketoprofeno, ketorolaco, diclofenaco, dipirona, fenoprofeno, flurbiprofeno, ibuprofeno, paracetamol y piroxicam;
  • Opioides: alfentanilo, buprenorfina, butorfanol, dextropropoxifeno, fentanilo, meperidina, nalbufina, naltrexona, pentosán y propoxifeno;
  • Medicamentos para el tratamiento de la gota: alopurinol;
  • Anestésicos: bupivacaína, lidocaína, ropivacaína, lidocaína, éter, halotano, ketamina y propofol;
  • Relajantes musculares: baclofeno, piridostigmina y succinilcolina;
  • Antihistamínicos: cetirizina, desloratadina, difenhidramina, dimenhidrinato, fexofenadina, hidroxizina, levocabastina, loratadina, olopatadina, prometazina, terfenadina y triprolidina;
  • Antibióticos: pueden ser utilizadas todas las penicilinas y derivados de la penicilina (incluyendo la amoxicilina), exceptuando el cefamandol, cefditoren, cefmetazol, cefoperazona, cefotetan y meropenem. Además de esto, también pueden ser utilizados amikacina, gentamicina, kanamicina, sulfisoxazol, moxifloxacino, ofloxacino, azitromicina, claritromicina, eritromicina, roxitromicina, ácido clavulánico, clindamicina, clortetraciclina, espiramicina, furazolidona, lincomicina, metronidazol, minociclina, nitrofurantoína, novobiocina, oxitetraciclina, sulbactam, teicoplanina, tetraciclinas, trimetoprim y vancomicina;
  • Antifúngicos: fluconazol, griseofulvina y nistatina;
  • Antivirales: aciclovir, idoxuridina, interferón, lamivudina, oseltamivir y valaciclovir;
  • Antiamebianos, antigiardiasis y antileishmaniasis: metronidazol, tinidazol, antimoniato de meglumina y pentamidina;
  • Antimaláricos o antipalúdicos: arteméter, clindamicina, cloroquina, mefloquina, proguanil, quinina y tetraciclinas;
  • Antihelmínticos: albendazol, levamisol, niclosamida, pirvinio o pirantel, piperazina, oxamniquina y praziquantel;
  • Tuberculostáticos: etambutol, kanamicina, ofloxacino y rifampicina;
  • Medicamentos antileprosos: minociclina y rifampicina;
  • Antisépticos y desinfectantes: clorhexidina, etanol, peróxido de hidrogéno, glutaraldehído e hipoclorito de sodio;
  • Diuréticos: acetazolamida, clorotiazida, espironolactona, hidroclorotiazida y manitol;
  • Medicamentos para enfermedades cardiovasculares: adrenalina, dobutamina, dopamina, disopiramida, mexiletina, quinidina, propafenona, verapamilo, colesevelam, colestiramina, labetalol, mepindolol, propranolol, timolol, metildopa, nicardapina, nifedipina, nimodipina, nitrendipina, verapamilo, hidralazina, minoxidil, benazepril, captopril, enalapril, quinapril y digoxina;
  • Medicamentos para enfermedades de la sangre: ácido folínico, ácido fólico, quelato de hierro de aminoácidos, fumarato ferroso, gluconato ferroso, hidroxicobalamina, glicinato ferroso, sacarato de óxido ferroso, sulfato ferroso, dalteparina, dicumarol, fitomenadiona, heparina, lepirudin, pentoxifilina, warfarina y substitutos del plasma;
  • Antiasmáticos: acetonida de triamcinolona, adrenalina, albuterol, aminofilina, ipratrópio, budesonida, cromoglicato de sodio, dipropionato de beclometasona, fenoterol, flunisolida, isoetarina, isoproterenol, levalbuterol, nedocromilo, pirbuterol, propionato de fluticasona, salbutamol, salmeterol y terbutalina;
  • Antitusígenos, mucolíticos y expectorantes: acebrofilina, ambroxol, dextrometorfano, dornasa y guaifenesina;
  • Descongestionantes nasales: fenilpropanolamina;
  • Antiácidos / inhibidores de la producción de ácido: bicarbonato de sodio, carbonato de calcio, cimetidina, esomeprazol, famotidina, hidróxido de aluminio, hidróxido de magnesio, nizatidina, omeprazol, pantoprazol, ranitidina, sucralfato y trisilicato de magnesio;
  • Antieméticos / gastrocinéticos: alizaprida, cisaprida, dimenhidrinato, domperidona, metoclopramida, ondansetrón y prometazina;
  • Laxantes: agar, carboximetilcelulosa, goma esterculia, semilla de ispagula, metilcelulosa, mucílago de Plantago psyllium o zaragatona, bisacodilo, docusato sódico, aceite mineral, lactulosa, lactitol y sulfato de magnesio;
  • Antidiarreicos: Caolin-pectina, loperamida y racecadotril;
  • Corticosteroides: todos a excepción de dexametasona, flunisolida, fluticasona y triamcinolona;
  • Antidiabéticos e insulinas: glibenclamida, gliburida, metformina, miglitol e insulinas;
  • Medicamentos para la tiroides: levotiroxina, liotironina, propiltiuoracilo y tirotropina;
  • Anticonceptivos: Se debe preferir anticonceptivos que contengan solo progesterona;
  • Medicamentos para enfermedad de los huesos: pamidronato;
  • Medicamentos para aplicar en la piel y mucosas: benzoato de bencilo, deltametrina, azufre, permetrina, tiabendazol, ketoconazol, clotrimazol, fluconazol, itraconazol, miconazol, nistatina, tiosulfato de sodio, metronidazol, mupirocina, neomicina, bacitracina, permanganato de potasio, polimixina B, tetraciclinas, calamina, pimecrolimus, acetato de aluminio, ácido tricloroacético, peróxido de benzoilo, coaltar y ditranol;
  • Vitaminas y minerales: ácido fólico, flúor, fluoruro de sodio, gluconato de calcio, nicotinamida, sales de hierro ferroso, tretinoína, vitamina B1, B2, B5, B6, B7, B12, C, D, E, K y zinc;
  • Medicamentos para uso oftálmico: adrenalina, betaxolol, dipivefrina, fenilefrina, levocabastina y olopatadina;
  • Fitoterápicos: hierba de san juan o hipérico. No hay estudios en otros fitoterapéuticos que indiquen que son seguros durante la lactancia materna.

Conozca también cuáles son los tés permitidos y prohibidos durante la lactancia materna.

Bibliografía >

  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. AMAMENTAÇÃO E USO DE MEDICAMENTOS E OUTRAS SUBSTÂNCIAS. 2010. Disponible en: <http://bvsms.saude.gov.br/bvs/publicacoes/amamentacao_uso_medicamentos_2ed.pdf>. Acceso en 21 May 2019
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE PEDIATRIA. Uso de medicamentos e outras substâncias pela mulher durante a amamentação. 2017. Disponible en: <https://www.sbp.com.br/fileadmin/user_upload/Aleitamento_-__Uso_Medicam_durante_Amament.pdf>. Acceso en 14 Nov 2019
  • RAMINELLI, Michele; HAHN, Siomara R. Medicamentos na amamentação: quais as evidências?. Ciênc. saúde coletiva. Vol.24(2). 573-587, 2019
  • FEDERAÇÃO BRASILEIRA DE ASSOCIAÇÕES DE GINECOLOGIA E OBSTETRÍCIA. Manual de aleitamento materno. 2015. Disponible en: <https://www.febrasgo.org.br/images/arquivos/manuais/Manuais_Novos/aleitamento_.pdf>. Acceso en 14 Nov 2019
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje