Fluoxetina: para qué sirve, dosis y efectos secundarios

Actualizado en agosto 2023

La fluoxetina es un antidepresivo indicado para el tratamiento de la depresión, la ansiedad, la bulimia nerviosa o el trastorno obsesivo-compulsivo, pues impide la recaptación de serotonina, lo que aumenta los niveles de este neurotransmisor en el cerebro.

Este medicamento puede ser encontrando en farmacias en forma de pastillas, cápsulas o solución en gotas, en su forma genérica como "clorhidrato de fluoxetina" o bajo los nombres comerciales de Prozac, Pisaurit, Farmaxetina, Adofen o Fluoxac, por ejemplo.

La fluoxetina debe utilizarse bajo indicación del médico y solo puede ser adquirida mediante la presentación de prescripción médica y retención de la receta por parte de la farmacia. 

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve

La fluoxetina está indicada para el tratamiento de las siguientes afecciones:

  • Depresión, asociada o no a ansiedad;
  • Bulimia nerviosa;
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC);
  • Trastorno disfórico premenstrual, que incluye SPM (síndrome premenstrual), irritabilidad y cambios de humor. 

Este medicamento algunas veces puede ser empleado junto con otro antidepresivo, la olanzapina, para tratar la depresión maníaca causada por el trastorno bipolar. 

Esta combinación también puede ser utilizada para tratar la depresión cuando al menos dos medicamentos distintos ya fueron utilizados y la persona no obtuvo mejoría de los síntomas. 

El uso de la fluoxetina debe ser llevado a cabo bajo indicación y seguimiento regular con el psiquiatra, con el objetivo de evaluar la respuesta al tratamiento y el surgimiento de efectos secundarios. 

En qué dosis tomar

La fluoxetina debe tomarse por vía oral, con un vaso de agua, antes o después de las comidas, preferiblemente por la mañana o la tarde para evitar insomnio.

La posología de la fluoxetina para adultos varía según la indicación, de la siguiente manera:

  • Depresión: la dosis normalmente recomendada es de 20 mg por día;
  • Bulimia nerviosa: la dosis recomendada es de 60 mg por día;
  • Trastorno obsesivo-compulsivo: la dosis inicial recomendada es de 20 mg por día, la cual puede ser aumentada por el médico después de algunas semanas hasta un máximo de 60 mg por día;
  • Trastorno disfórico premenstrual: la dosis inicial es de 20 mg por vía oral una vez por día, tomada de forma continua. Otra forma de uso es la dosis de 20 mg por día, iniciando 14 días antes de la menstruación, debiendo interrumpir el uso en el primer día de la menstruación y repetir esta forma de uso cada mes.

Las dosis y el tiempo de tratamiento con la fluoxetina siempre deben ser indicados por el psiquiatra, siendo importante no interrumpir el tratamiento por cuenta propia. 

¿Cuánto tiempo demora la fluoxetina en hacer efecto en el organismo?

La fluoxetina puede demorar hasta 4 semanas de tratamiento para obtener el efecto deseado. El aumento de las dosis solo debe ser realizado de acuerdo con la evaluación y orientación del médico.

Posibles efectos secundarios

Algunos de los efectos secundarios más comunes que pueden ocurrir durante el tratamiento con fluoxetina son insomnio, dolor de cabeza, mareos, somnolencia, cansancio, alteraciones en la visión, temblores, sensación de ansiedad o nerviosismo, dolor de estómago, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, diarrea, sequedad de boca, sudoración excesiva, sofocos, cambios en el peso, disminución del deseo sexual o impotencia.

Es aconsejable interrumpir su uso y buscar ayuda médica inmediatamente o acudir al hospital más cercano si surgen síntomas de alergia a la fluoxetina, como dificultad para respirar, sensación de opresión en la garganta, urticaria o hinchazón en la boca, lengua o cara, por ejemplo. Conozca más sobre los síntomas de una reacción alérgica

Asimismo, se debe informar al médico si la persona presenta alteraciones de humor o comportamiento, ansiedad, ataques de pánico, dificultad para dormir o impulsividad, irritación, agitación, agresividad, depresión o pensamientos suicidas.

¿La fluoxetina adelgaza?

La fluoxetina puede ayudar a adelgazar debido a su efecto secundario de pérdida de apetito, lo que puede ser un beneficio para bajar de peso en personas que sufren de obesidad o sobrepeso.

No obstante, el mecanismo exacto de cómo la fluoxetina contribuye en la pérdida de peso no se conoce completamente, por lo que su uso no está indicado para el tratamiento de la obesidad. Conozca más sobre el uso de la fluoxetina para bajar de peso.

Contraindicaciones

La fluoxetina no debe emplearse en niños, mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Asimismo, la fluoxetina puede interferir en la acción de otros medicamentos, tales como:

  • Medicamentos para la ansiedad, como alprazolam, diazepam, clordiazepóxido;
  • Medicamentos para la depresión, como imipramina, desipramina o litio;
  • Medicamentos para la epilepsia, como fenitoína o carbamazepina; 
  • Medicamentos para la esquizofrenia o psicosis, como clozapina o haloperidol.

Este fármaco está contraindicado en personas que utilizan medicamentos inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), como isocarboxazida, fenelzina o tranilcipromina, por ejemplo, y se debe esperar al menos 14 días una vez finalizado el tratamiento con los inhibidores de la monoaminooxidasa para iniciar el tratamiento con fluoxetina.

Es importante informar al médico o al farmacéutico de todos los medicamentos o productos naturales que se utilizan, como suplementos de triptófano o hierba de San Juan, para evitar aumento de la acción de la fluoxetina y el surgimiento de efectos secundarios.

Asimismo, durante el tratamiento con fluoxetina se debe evitar la ingesta de bebidas alcohólicas, pues pueden aumentar los efectos secundarios, principalmente somnolencia y mareos.