Epididimitis: qué es, síntomas, causas y tratamiento

La epididimitis es la inflamación del epidídimo, un pequeño ducto que es la conexión del canal deferente al testículo, que es responsable de colectar y almacenar los espermatozoides que son producidos en los testículos.

Esta inflamación puede suceder como consecuencia de una enfermedad infecciosa crónica o puede ser debido a alguna infección de transmisión sexual, lo cual puede llevar al surgimiento de algunos signos y síntomas como hinchazón del saco escrotal y de la zona genital principalmente al caminar o mover la zona.

El tratamiento de la epididimitis debe estar orientado por el urólogo de acuerdo a la causa e intensidad de los síntomas, pudiendo indicarse el uso de antibióticos o medicamentos antiinflamatorios para aliviar el dolor y molestias.

Epididimitis: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Síntomas principales

Los síntomas de la epididimitis surgen a medida que ocurre la inflamación del epidídimo, siendo los principales:

  • Fiebre baja constante y escalofríos;
  • Dolor intenso en la zona escrotal o pélvica;
  • Sensación de presión en los testículos;
  • Hinchazón de la bolsa escrotal;
  • Ganglios inflamados en la ingle;
  • Dolor durante el contacto íntimo o al orinar;
  • Presencia de sangre en el semen.

Estos síntomas pueden comenzar de forma leve e ir empeorando a lo largo del tiempo, hasta el punto en que no es posible moverse debido al dolor intenso. Siempre que surgen síntomas que puedan indicar una alteración en los testículos es importante consultar al urólogo para que identifique la causa correcta e iniciar el tratamiento más adecuado.

El diagnóstico de la epididimitis debe ser realizado por el urólogo a partir de la observación y palpación de los genitales, además de poder recomendar la realización de exámenes de orina, ultrasonido Doppler, tomografía computarizada o resonancia magnética para identificar la causa de la inflamación.

Causas de epididimitis

La epididimitis puede ser causada por una infección de transmisión sexual, como clamidia o gonorrea, o cuando hay otra infección como tuberculosis, prostatitis o infección urinaria, por ejemplo.

A pesar de ser más frecuente en adolescentes y adultos, la epididimitis también puede presentarse en niños y ser causada por un golpe en los genitales, por torsión del testículo o ser consecuencia de alteraciones anatómicas del testículo.

Cuál es el tratamiento

El tratamiento de la epididimitis debe estar orientado por el urólogo de acuerdo a la intensidad de los síntomas y a la causa de la inflamación. En caso de que la epididimitis haya sido causada por una infección, el médico puede recomendar el uso de antibióticos, como Doxiciclina, Ciprofloxacino o Ceftriaxona, que debe ser usado de acuerdo a la orientación médica, aunque los síntomas no estén presentes.

Además, para aliviar los síntomas se aconseja mantenerse en reposo, evitar cargar objetos muy pesados y aplicar hielo en la zona.. El urólogo puede recetar medicamentos antiinflamatorios y analgésicos como ibuprofeno o paracetamol, para mejorar el bienestar durante la recuperación.

Este tipo de tratamiento normalmente tiene bastante éxito y la mejoría de los síntomas surge alrededor de 2 semanas, sin embargo, en algunos casos la epididimitis puede tardar hasta 3 meses en desaparecer completamente. En estos casos, el médico puede evaluar la necesidad de realizar cirugía, especialmente si el padecimiento no está siendo causado por una infección pero sí por una alteración de la anatomía de los testículos, por ejemplo.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • MENDONÇA, Tiago M. Epididimite no adulto. Acta Urológica. Vol 24. 1 ed; 83-89,
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE UROLOGIA. Manual de Urologia. Disponible en: <http://sbu-sp.org.br/admin/upload/os1658-manu-manualdeurologia-03-08-10.pdf>. Acceso en 26 Feb 2021
Más sobre este tema: