Depilación láser: qué es, cómo funciona (y otras dudas)

La depilación láser es un procedimiento estético donde se utiliza una luz pulsátil que destruye el folículo piloso, ayudando a eliminar los vellos de forma definitiva en diversas partes del cuerpo, como las axilas, piernas, ingles, brazos, región íntima, barba, espalda y otras regiones.

Sin embargo, son necesarias alrededor de 4 a 6 sesiones para eliminar totalmente los vellos de la región a ser tratada y 1 sesión anual como forma de mantenimiento. No obstante, este tiempo podría variar de una persona a otra, ya que hay regiones donde el vello es más grueso, por lo que un profesional deberá evaluar el área a ser tratada e indicar con más exactitud cuántas sesiones son necesarias.  

Depilación láser: qué es, cómo funciona (y otras dudas)

Cómo funciona la depilación láser

En este tipo de depilación, la terapeuta utilizará un aparto de láser que emite una longitud de onda que genera calor y que actúa en el lugar donde crece el vello, dañándolo, el resultado es la eliminación del vello.

Antes de la primera sesión el terapeuta debe limpiar adecuadamente la piel con alcohol para remover cualquier remanente de grasa o crema hidratante, y remover lo vellos de la zona que se tratará con una lámina o crema para depilar para que el láser pueda actuar mejor en el bulbo piloso y no el vello en sí, en su parte más visible. Posteriormente el tratamiento con láser se inicia.

Después de que es depilada cada zona, se recomienda el enfriamiento de la piel con hielo, spray o gel frío, pero los equipos más recientes contiene una punta que permite enfriar la zona después de cada disparo del láser. Al final de cada sesión se recomienda la aplicación de una loción calmante en la piel que ha sido tratada.

Al rededor de 15 días después del tratamiento, los vello se caen, dando una falsa apariencia de crecimiento, pero estos son fácilmente removidos en el baño con una exfoliación de la piel.

¿La depilación láser duele?

Durante el tratamiento es normal sentir un poco de dolor o incomodidad, como si se estuviera experimentando piquetes en la zona. Cuanto más delgada y sensible sea la piel de l apersona, mayor posibilidad de sentir dolor durante la depilación. Las áreas donde se siente más dolor son las que poseen más vello y donde este es más grueso, sin embargo, son en esas zonas que el resultado es mejor y más rápido, necesitando de menos sesiones.

No se deben aplicar pomadas anestésicas antes del procedimiento, por lo que deben retirarse de forma obligatoria antes de los disparos del láser, ya que el dolor y la sensación quemazón intensa en la piel son parámetros importantes para identificar si hay una quemadura, habiendo necesidad de regular mejor el aparato del láser.

¿Quién puede realizarse la depilación láser?

Todas las personas saludables, que no tengan ninguna enfermedad crónica, y que sea mayor de 18 años pueden realizarse la depilación láser. Actualmente, incluso los individuos con color de piel morena pueden hacerse la depilación láser, debiendo usar equipo especializado para su piel, que en este caso es el láser diodo 800 nm y el láser Nd:YAG 1.064 nm.

Antes de realizar la depilación láser se debe tener algunos cuidados como:

  • Tener la piel debidamente hidratada porque de esta forma el láser actúa mejor, por lo que se debe beber bastante agua y usar cremas hidratantes en los días anteriores al tratamiento;
  • No realizar depilación que remueva el vello por la raíz días antes de la depilación láser, ya que el láser debe actuar exactamente sobre la raíz del vello;
  • No tener heridas abiertas o hematomas en la zona donde se realizará la depilación;
  • Áreas naturalmente más oscuras como axilar, pueden ser aclaradas con cremas y pomadas antes del procedimiento para un mejor resultado;
  • No tomar el sol por lo menos 1 mes antes y después de realizar el tratamiento, ni usar cremas autobronceadoras.

Las personas que se aclaren los vellos del cuerpo pueden hacerse la depilación láser, porque el láser actúa directamente sobre la raíz del vello, la cual nunca cambia de color.

Depilación láser: qué es, cómo funciona (y otras dudas)

¿Cómo queda la piel después de la sesión láser?

Después de la primera sesión de depilación con láser es normal que el lugar exacto del vello quede un poco más caliente y enrojecido, indicando la efectividad del tratamiento. Esa irritación de la piel desaparece después de algunas horas.

Por eso, después de una sesión de tratamiento es necesario tener algunos cuidados con la piel para evitar que quede manchada y oscura, como loción calmante y evitar exponerse al sol, además de usar siempre protector solar en las áreas que pueden estar naturalmente expuestas al sol como la cara, cuello, pecho, brazos y manos.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

El número de sesiones varía de acuerdo con el color de la piel, color y espesor del vello y del tamaño del área que será depilada.

En general, las personas con piel clara y vellos gruesos y oscuros necesitan menos sesiones que las personas con piel morena y vellos delgados, por ejemplo. Lo ideal es comprar un paquete de 5 sesiones y, en caso de que haya necesidad, comprar más sesiones.

Las sesiones pueden ser realizadas con un intervalo de 30-45 días y, cuando los vellos surjan, se aconseja la depilación con rastrillo o cremas de depilación, si no fuera posible esperar hasta el día del tratamiento con láser. EL uso de rastrillo o cremas de depilación se permiten ya que logran preservar la estructura del vello, sin comprometer el tratamiento.

Las sesiones de mantenimiento son necesarias porque pueden haber folículos inmaduros, que aún podrían desarrollarse después del tratamiento. Como estos no tenían melanocitos, el láser no logra actuar sobre ellos. Por ello, se recomienda realizar 1 sesión de mantenimiento después que vuelvan a surgir vellos, lo cual varía de persona a persona, pero casi siempre sucede después de 8 a 12 meses.

Contraindicaciones de la depilación láser

Las contraindicaciones de la depilación láser incluyen:

  • Vellos muy claros o blancos;
  • Diabetes no controlada, que conduce a alteraciones de la sensibilidad en la piel;
  • Hipertensión descontrolada debido a que puede haber un pico de presión;
  • Epilepsia, debido a que puede dar origen a una crisis epiléptica;
  • Embarazo, sobre el área de la barriga, mama o ingle;
  • Ingesta de medicamentos fotosensibles, como la isotretinoína, en los 6 meses anteriores;
  • Vitiligo, porque pueden surgir nuevas áreas de vitiligo, donde el láser es utilizado;
  • Enfermedades en la piel, como psoriasis, en la que el área a tratar estuviera con psoriasis activa;
  • Herida abiertas o hematoma reciente en el lugar de la exposición del láser;
  • En caso cáncer, durante el tratamiento.

La depilación láser puede realizarse en casi todas las áreas del cuerpo con la excepción de las mucosas, de la parte inferior de las cejas y directamente sobe los órganos genitales.

Es importante que la depilación láser sea realizada por un profesional capacitado y en un ambiente adecuado, ya que en caso de que la intensidad del aparato no estuviera bien establecida, puede producir quemaduras, cicatrices o alteración del color de la piel (clara u oscura) de la región tratada.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • RUDOLF, Carline; PAVELECINE, Sabrina; GALLAS, Juliana C. O processo de depilação definitiva: uma análise comparativa. Trabalho de Conclusão de Curso, Universidade do Vale do Itajaí, Santa Catarina.
  • MOURA, J. et al. Fotodepilação: Revisão de literatura. Revista Saúde em Foco . 10; 504-509, 2018
Más sobre este tema: