Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cuántas horas duerme un bebé de 0 a 3 años

El número de horas que el bebé necesita dormir varía de acuerdo a la edad y a su crecimiento, por lo que cuando es recién nacido, generalmente duerme alrededor de 16 a 20 horas al día, mientras que cuando tiene 1 año de edad, duerme alrededor de 10 horas por noche y hace dos siestas durante el día, de 1 a 2 horas cada una.

A pesar de que los bebés duermen la mayor parte del tiempo hasta los 6 meses de edad, no duermen muchas horas seguidas, ya que se despiertan o deben despertarse para ser amamantados. Sin embargo, a partir de los 6 meses de edad, el bebé ya puede dormir casi toda la noche sin despertarse para comer.

Cuántas horas duerme un bebé de 0 a 3 años

Número de horas de sueño del bebé

El número de horas de sueño del bebé por día varía de acuerdo a la edad y al crecimiento. Vea en la tabla a continuación el número de horas que el bebé necesita dormir:

EdadNúmero de horas que debe dormir al día
Recién nacido16 a 20 horas en total
1 mes16 a 18 horas en total
2 meses15 a 16 horas en total
4 meses9 a 12 horas por noche + dos siestas durante el día de 2 a 3 horas cada una.
6 meses11 horas por noche + dos siestas durante el día de 2 a 3 horas cada una.
9 meses11 horas por noche + dos siestas durante el día de 1 a 2 horas cada una.
1 año10 a 11 horas por noche + dos siestas durante el día de 1 a 2 horas cada una.
2 años11 horas por noche + una siesta durante el día de 2 horas aproximadamente.
3 años10 a 11 horas por noche + una  siesta de 2 horas durante el día aproximadamente.

Cada bebé es diferente, por lo que algunos pueden dormir mucho más o durante más horas seguidas que otros. Lo importante es ayudar a crear una rutina de sueño al bebé, respetando su ritmo de desarrollo.

Cómo ayudar al bebé a dormir

Algunos consejos para ayudar al bebé a dormir son:

  • Crear una rutina de sueño, dejando las cortinas abiertas y hablando o jugando con el bebé mientras él está despierto durante el día y hablando en un tono más bajo y suave por la noche, para que el bebé empiece a diferenciar el día de la noche;
  • Acostar al bebé a dormir cuando se observe alguna señal de cansancio, pero hay que tratar de acostarlo mientras esté despierto, para acostumbrarlo a que se duerma en su propia cama;
  • Disminuir los juegos después de cenar, evitando luces muy fuertes o la televisión;
  • Darle un baño tibio un poco antes de dormir para calmarlo, e inclusive, se puede incluir una rutina de masaje infantil cuando se le coloca la crema hidratante, esto ayudará a relajarlo aún más;
  • Arrullar al bebé, leerle un cuento o cantarle una canción en un tono suave antes de acostarlo para que se dé cuenta que es la hora de dormir;
  • Una vez que el bebé muestre señales de sueño, no se debe esperar mucho tiempo para colocarlo a dormir, ya que el bebé puede estar más agitado, siendo más difícil que se duerma.

A partir de los 7 meses, es normal que el bebé se agite más y tenga más dificultad en dormirse o que se despierte varias veces durante la noche, debido a que quiere practicar todo lo que aprendió durante el día. En estos casos los padres pueden intentar calmarlo, evitando sacarlo de la cuna en lo posible, o dejar que el bebé llore hasta que se calme, pudiendo ir cada cierto tiempo al cuarto y verificar que todo esté bien.

Cualquiera que sea la opción de los padres, lo importante es utilizar siempre la misma estrategia para que el bebé se acostumbre.

¿Es seguro dejar que el bebé llore hasta calmarse?

Existen varias teorías sobre cómo entrenar el sueño del bebé. Una muy común consiste en dejar que el bebé llore hasta que se calme, sin embargo, esta es una teoría controversa, debido a que existen algunos estudios que indican que puede ser traumático para el bebé, que puede sentirse abandonando, aumentando los niveles de estrés. 

Pero al contrario de estos estudios, también existen otros que apoyan la idea de que al cabo de unos días, el bebé comprende que no vale la pena llorar durante la noche, aprendiendo a dormirse por si solo. Aunque pueda parecer una actitud fría por parte de los padres, los resultados indican que en verdad no causa ningún trauma para el bebé. 

Por estos motivos, no existe una verdadera contraindicación para esta estrategia, siendo que en caso que los padres opten por adoptarla, deben mantener algunos cuidados como: evitar hacerlo en bebés con menos de 6 meses de vida, abordar el asunto gradualmente y siempre estar atento para confirmar que el niño se encuentra seguro. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje