Cómo hacer crecer el pene: 7 técnicas y ¿realmente funcionan?

Actualizado en enero 2024
Evidencia científica

A pesar de que las técnicas para hacer crecer el pene, como los ejercicios de jelqing, los aparatos de estiramiento o las bombas de vacío, por ejemplo, son bastante buscadas y solicitadas, la mayoría de las veces los urólogos no las recomiendan, esto se debe a la falta de estudios científicos que comprueben sus resultados a corto y largo plazo.

Además, el uso de estas técnicas sin orientación médica podría ocasionar algunas consecuencias, como dolor, daños en los nervios, formación de coágulos, daño en los tejidos y, en algunos casos, problemas de erección.

Por otro lado, existe una situación en la que el urólogo puede indicar la realización de cirugía para aumentar el miembro de tamaño, llamada micropene, que es una condición rara en la que el hombre tiene un pene de tamaño mucho menor al del promedio. Sin embargo es un procedimiento delicado y puede asociarse a algunos riesgos y complicaciones.

Debido a la falta de pruebas científicas para aumentar el tamaño del pene, lo más recomendable es consultar a un urólogo en caso de no estar satisfecho con el tamaño del miembro genital antes de iniciar algún tratamiento o llevar a cabo las técnicas existentes.

Imagem ilustrativa número 1

7 técnicas para agrandar el pene

Las técnicas que normalmente se utilizan para hacer crecer el pene y engrosarlo son:

1. Ejercicio de Jelqing

El ejercicio o técnica de Jelqing se considera una forma natural para aumentar el tamaño del pene, ya que no tiene contraindicaciones o costo monetario alguno. Se basa en el hecho de aumentar la circulación sanguínea en el miembro genital, lo cual podría aumentar el tamaño y engrosar el pene.

A pesar de que se considera una técnica segura, el ejercicio de Jelqing no se ha comprobado científicamente, por lo que no es recomendada por los médicos. Además, en caso de realizar movimientos erróneamente, de forma agresiva o si los ejercicios se realizan frecuentemente pueden producir dolor, irritación, lesión y daños en el tejido del pene. Vea en qué consiste el Jenqing.

2. Aparatos de estiramiento

Los aparatos de estiramiento normalmente se colocan en la base del glande del pene y tienen como objetivo generar presión sobre el cuerpo del pene para alargarlo. Se cree que el uso continuo de este tipo de aparatos es capaz de promover el aumento del pene durante la erección.

Hasta el momento son pocos los estudios que indican los efectos positivos de este tipo de aparatos para aumentar el pene, por lo que no son recomendados por los urólogo. Además, el uso de aparatos de estiramiento, pueden no ser cómodos, además de generar una fuerza excesiva sobre el pene y producir lesiones, daños en nervios y la formación de coágulos.

3. Bombas de vacío

Las bombas de vacío normalmente son indicadas por el urólogo en el tratamiento de la disfunción eréctil por promover el aumento de la cantidad de sangre en el pene durante la erección. De esta forma, el uso de de la bomba debe hacerse de acuerdo a las indicaciones del médico.

El uso de las bombas de vacío no cuentan con bases científicas, teniendo en cuenta que el efecto es temporal, solo durante la erección, además de no estar indicadas por el médico ya que cuando no hay alteraciones, el uso frecuente de la bomba de vacío puede generar daños en los tejidos del pene y llevar a problemas de erección.

4. Medicamentos para aumentar el tamaño

Actualmente existen varios medicamentos y cremas con vitaminas y hormonas que se cree que ayudan a aumentar el tamaño del pene debido al hecho de aumentar la cantidad de sangre en el miembro y promover una mayor duración de la erección. Sin embargo, la función de estos medicamentos es promover la erección y no aumentar el tamaño y el volumen del pene.

Además, existen algunos medicamentos que pueden tener efectos negativos en la salud del hombre además de poder interactuar con otros medicamentos que esté tomando actualmente.

5. Uso de anillos

La idea del uso de anillos en el pene se debe al aumento de la cantidad de sangre en el cuerpo del miembro genital durante la erección, lo cual podría causar un efecto de aumento temporal. Sin embargo esta técnica no cuenta con evidencia científica además de que es considerada como peligrosa, esto debido a que en caso de que el anillo sea muy apretado o permanezca en el pene durante mucho tiempo puede detener el flujo sanguíneo de la zona y producir complicaciones.

6. Engrosamiento del pene

El engrosamiento del pene puede realizarse por medio de una cirugía llamada bioplastia peneana. Se trata de una técnica reciente que refiere ser eficaz para aumentar la circunferencia del miembro genital y, en algunos casos la longitud, siendo necesaria la inyección de ácido hialurónico por debajo de la piel del pene.

A pesar de ser un procedimiento sencillo, no se aconseja debido a los riesgos asociados. ya que dependiendo de la cantidad y calidad de la sustancia aplicada puede haber una respuesta inflamatoria grave, aumento del riesgo de infección y necrosis del órgano genital, siendo necesario la amputación.

Además de los riesgos asociados al procedimiento, también son necesarios más estudios para que sea aceptado y se comprueben sus efectos a largo plazo, así como el tiempo entre la realización de la cirugía y la manifestación de resultados.

7. Cirugía de aumento de pene

La cirugía para aumentar el tamaño del pene debe ser la última opción a considerarse por el urólogo para aumentar el pene debido a los riesgos asociados al procedimiento, como aumento del riesgo de infección, presencia de cicatrices y deformidades que pueden terminar por dificultar la erección. Los cambios que pueden observarse después de la cirugía normalmente se relacionan con la aspiración de la grasa que se encontraba en exceso en la zona, haciendo que el pene parezca más grande, pero en realidad tiene el mismo tamaño.

La mayoría de las veces, las técnicas para aumentar el pene son realizadas por adolescentes que creen que tendrán resultado, sin embargo, el aumento del pene se debe al proceso normal de crecimiento sin que necesariamente esté relacionado con las técnicas.

Además, es importante que antes de realizar cualquier técnica se consulte al urólogo para que evalúe la situación y se pueda indicar la realización de algún tipo de tratamiento, como el uso de la hormona testosterona, por ejemplo, la cual puede estimular el crecimiento del pene. Conozca más sobre la cirugía para agrandar el pene.

Vea en el siguiente video cuál es el tamaño normal del pene y aclare otras dudas relacionadas a su desarrollo:

youtube image - Tamaño del pene: 7 dudas que todo hombre tiene