Pene pequeño (micropene): por qué ocurre, medidas y tratamiento

Actualizado en enero 2024

El micropene o pene pequeño es una condición rara en la que un niño nace con un pene con menos de 2,5 desviaciones estándar (DE) por debajo de la edad promedio o etapa de desarrollo sexual, afectando a 1 de cada 200 niños. En estos casos, los testículos se consideran de tamaño normal y el pene también funciona normalmente, pero solo su tamaño es diferente.

Aunque no cause problemas para la salud, el micropene es una situación que suele causar mucha ansiedad, especialmente durante la adolescencia y la edad adulta, pudiendo ser necesario el acompañamiento con un psicólogo.

Aún así, en muchos casos, el hombre logra tener una vida sexual satisfactoria y, por lo tanto, no necesita ningún tipo de tratamiento médico. Sin embargo, en casos de infertilidad o vergüenza, existen algunos tratamientos hormonales o cirugía para tratar de aumentar el tamaño del pene, además de recibir un acompañamiento por parte de un equipo multidisciplinario con un endocrinólogo, psicólogo y urólogo.

Imagem ilustrativa número 1

Por qué puede tener el pene pequeño

Aunque las mutaciones genéticas puedan estar en el origen del micropene, la mayoría de los casos se debe a una disminución pronunciada en la producción de testosterona durante el segundo o tercer trimestre durante el embarazo.

La testosterona es la hormona más importante para el desarrollo sexual de los niños y, por eso, cuando es deficiente, el pene no consigue desarrollarse correctamente, quedando con un tamaño menor al normal.

Tamaño normal del pene según la edad

En un estudio realizado [4] se obtuvieron las medidas de la longitud del pene según la edad, las cuales van desde recién nacidos hasta la edad adulta, siendo las siguientes: 

Edad Tamaño promedio (cm) 
Recién nacido (a término) 3.9 - 3.1
6 meses 4.7 - 3.1
6 - 12 meses 5.1 - 3.8
1-2 años 5.5 - 3.9
2-3 años 6 - 4.2
3-4 años 6.4 - 4.6
4-5 años 6.6 - 4.8
5-6 años 6.9 - 5.1
6-7 años 7 - 5.2
7-8 años 7.1 - 5.3
8-9 años 7.3 - 5.4
9-10 años 7.3 - 5.4
10-11 años 7.5 - 5.3
Adulto 14.9 - 11.7

La medida del pene tiene varios factores que impactan en ella, como edad, país de origen, antecedentes familiares, malformaciones anatómicas, enfermedades previas, por ejemplo, por lo que estas medidas deben tomarse como un promedio de medida y no como una regla. En caso de duda, se recomienda acudir con el urólogo para que realice los estudios necesarios y opte por el tratamiento adecuado.

Opciones de tratamiento

Una de las primeras opciones para el tratamiento del micropene consiste en la restitución con testosterona, especialmente cuando los niveles de testosterona están disminuidos en el organismo. Este tipo de tratamiento puede ser iniciado en la infancia y adolescencia y, algunos jóvenes pueden llegar a tener un pene de tamaño considerado normal.

Sin embargo, cuando el tratamiento no resulta, el médico puede aconsejar el uso de otros tipos de hormona del crecimiento. 

Cuando el tratamiento se realiza durante la adultez, el uso de testosterona y de hormonas puede no dar los resultados esperados y, por esto, puede ser aconsejada la cirugía de reconstrucción y aumento del pene, por ejemplo.

Además de eso, también existen ejercicios y bombas de vacío que prometen aumentar el tamaño del pene, sin embargo, el resultado normalmente no es el esperado, teniendo poco impacto en el aspecto visual del pene. Vea con más detalle qué hacer para agrandar el pene

Conozca más sobre el micropene y aclare otras dudas relacionadas al tamaño del pene en el siguiente video:

youtube image - Tamaño del pene: 7 dudas que todo hombre tiene

Cómo mejorar el contacto íntimo

El contacto íntimo con un micropene puede dar la misma cantidad de placer que la relación con un pene de tamaño considerado normal. Para ello, el hombre debe enfocar su atención en otras formas de placer como el sexo oral y el uso de las manos o juguetes sexuales, por ejemplo.

Algunas de las mejores posiciones sexuales para potenciar el placer en estos casos son:

  • Cucharita: en esta posición, la penetración se realiza con la otra persona acostada de lado con las piernas cerradas y ligeramente dobladas, como en posición fetal. Esta posición ayuda a crear más frote durante la penetración, lo que puede aumentar el placer. Además de eso, las manos del hombre quedan libres para estimular otras partes del cuerpo;
  • 4 apoyos: esta posición permite que el pene penetre más profundamente, optimizando su tamaño;
  • Otra persona sentada arriba: esta posición, así como la de 4 apoyos también ayuda a que la penetración sea más profunda.

Además de esto, es muy importante conversar con la pareja antes de la relación para que ambos se sientan cómodos y busquen soluciones que ayuden a conseguir el placer mutuo.