Artemisa (planta): para qué sirve y cómo preparar el té

La artemisa es una planta medicinal, de la especie Artemisia vulgaris, rica en flavonoides, sesquiterpenos y ácidos fenólicos, con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antiespasmódicas y antisépticas, siendo comúnmente utilizada por mujeres para tratar algunos problemas, como la menstruación irregular, cólicos menstruales o para calmar la ansiedad, por ejemplo. 

Las hojas y flores de la artemisa, conocida también como madra, ceñidor o artemega, se utilizan mucho para preparar té o para aplicar compresas sobre la piel irritada o herida.

La artemisa puede ser comprada en tiendas naturales y debe ser usada bajo indicación médica o de otro profesional de salud que tenga experiencia en el uso de plantas medicinales, pues su consumo puede estar contraindicado en algunas personas y causar convulsiones, reacciones alérgicas u aborto. 

Para qué sirve

La artemisa posee propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antiespasmódicas, antisépticas, antimaláricas, vermífugas y protectoras del hígado, siendo popularmente utilizada para:

  • Fiebre;

  • Asma;

  • Mala digestión;

  • Cólicos intestinales;

  • Enfermedades del hígado o de la vesícula biliar;

  • Eliminar lombrices intestinales;

  •  Mejorar el humor; 

  • Reumatismo;

  • Dolor muscular; 

  • Dolor de cabeza o migraña;

  • Irritabilidad;

  • Depresión o ansiedad;

  • Estrés;

  • Insomnio;

  • Cansancio crónico;

  • Heridas en la piel;

  • Epilepsia.

Además, esta planta tiene propiedades estimulantes del útero, pudiendo ayudar a estimular el flujo menstrual, regular la menstruación y aliviar los cólicos asociados.

Algunos estudios [1,2] indican que la artemisa contiene sustancias con acción antiinflamatoria, como la artemisina y la cardamonina, que ayudan a reducir la inflamación causada por la enfermedad de Crohn, lo que puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y la calidad de vida en las personas que sufren este problema. Sin embargo, todavía son necesarios más estudios que comprueben este beneficio.

Aunque tenga muchos beneficios, esta planta medicinal no debe sustituir el tratamiento médico, ni ser utilizada sin la orientación médica o de otro profesional de salud que tenga experiencia en uso de plantas medicinales.

Cómo usar 

Las partes normalmente utilizadas de artemisa son las flores o las hojas, ya que en ellas se encuentran todas las sustancias activas con propiedades medicinales. 

1. Té de artemisa 

El té de artemisa puede ser preparado con las flores o las hojas de esta planta, para ayudar en el tratamiento de problemas digestivos, fiebre, cólicos menstruales o intestinales, dolor de cabeza o ansiedad, por ejemplo.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de hojas de Artemisia vulgaris;

  • 1 litro de agua.

Modo de preparación:

Agregar 2 cucharadas de las hojas en 1 litro de agua hirviendo y dejar reposar por 10 minutos. Colar y beber de 2 a 3 tazas por día.

2. Compresas de artemisa 

Las compresas de artemisa pueden ser usadas para aplicar sobre la piel herida o irritada, pero no sebe ser utilizada en heridas abiertas o sangrando. 

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de hojas de Artemisia vulgaris;

  • 1/2 litro de agua.

Modo de preparación: 

Hervir 2 cucharadas de las hojas en 1/2 litro de agua por 1 minuto. Tapar y dejar reposar durante 15 minutos. Luego, para aplicar en el área afectada, se debe utilizar una gaza estéril o paño limpio y seco, de 1 a 3 veces por día. 

Posibles efectos secundarios

Los efectos colaterales más comunes que pueden surgir durante el uso de la artemisa, son excitación del sistema nervioso central, vasodilatación, convulsiones, problemas de hígado y de riñones, además de problemas mentales o psíquicos.

Esta planta también puede causar reacciones alérgicas, con síntomas relacionados con la sinusitis, estornudos, dermatitis o granos en la piel. 

Por eso, es importante que la artemisa sea usada bajo indicación médica o de un fitoterapeuta. 

Contraindicaciones

La artemisa no debe ser utilizada por embarazadas, ya que puede provocar contracciones uterinas y generar un aborto espontáneo. Esta planta tampoco debe ser usada por mujeres que se encuentran en el periodo de lactancia. Vea otras plantas medicinales que están contraindicadas en el embarazo.

Asimismo, la artemisa no debe ser utilizada en personas que tienen alergia a sus componentes u otras plantas, como la ambrosia, crisantemo, margarita, girasol, apio, zanahoria, mostaza blanca, miel, jalea real, avellanas, aceituna, látex, durazno, manzana, kiwi, salvia o tabaco.

¿Fue útil esta información?

Actualizado por Anabel Rodrigues - Nutricionista, en mayo de 2022.

Bibliografía

  • NIGAM Manisha et al. Bioactive Compounds and Health Benefits of Artemisia Species. Natural Product Communications. 1-17, 2019
  • FRAGOSO, Thais Palmeira. ANÁLISE DO USO MEDICINAL DO GÊNERO ARTEMISIA NO BRASIL COM BASE EM FATORES TRADICIONAIS, CIENTÍFICOS, POLÍTICOS E PATENTÁRIOS PARA SUBSIDIAR O PROGRAMA NACIONAL DE PLANTAS MEDICINAIS E FITOTERÁPICOS. Monografia apresentada ao Curso de PósGraduação Lato Sensu como requisito para obtenção do título de Especialista em Gestão da Inovação em Fitomedicamentos, 2014. FUNDAÇÃO OSWALDO CRUZ.
Abrir la bibliografía completa
  • FLORIEN. Artemisia. 2016. Disponível em: <http://florien.com.br/wp-content/uploads/2016/06/ARTEMISIA-1.pdf>. Acceso en 25 may 2020
Equipo editorial constituido por médicos y profesionales de salud de diversas áreas como enfermería, nutrición, fisioterapia, análisis clínicos y farmacia.