Quemadura por frío (congelación): síntomas, causas y tratamiento

Actualizado en enero 2024

La quemadura por frío provoca síntomas como enrojecimiento de la piel, que también puede adquirir un color grisáceo o blanquecino, sensación de adormecimiento u hormigueo o incluso formación de ampollas, pudiendo afectar cualquier lugar que haya entrado en contacto con el frío.

Este tipo de quemadura, también conocida como congelación, puede surgir por el contacto directo de la piel con algo frío por un período prolongado, siendo más común debido a la aplicación de compresas de hielo directamente en la piel, sin protección y por mucho tiempo; sin embargo, también puede ocurrir por exposición prolongada a bajas temperaturas y viento frío.

La quemadura por frío puede ser tratada en casa colocándose en un ambiente caliente o sumergiendo la región afectada en agua tibia. No obstante, si surge endurecimiento u oscurecimiento de la piel, adormecimiento del área afectada o si ocurre en niños o en adultos mayores, se recomienda acudir inmediatamente a un centro de emergencias.

Contenido sensible
Esta imagen puede tener contenido que es incómodo para algunas personas.
Foto de quemadura por frío
Foto de quemadura por frío

Síntomas de quemadura por frío

Los principales síntomas de quemadura por frío incluyen:

  • Piel roja brillante, blanca, amarilla o grisácea;
  • Dolor en la zona afectada;
  • Sensación de adormecimiento u hormigueo;
  • Comezón en la región.

Los síntomas de la quemadura por frío generalmente son muy semejantes a las quemaduras de 1.er grado provocadas por el sol, cuando afecta solo la epidermis, que es la capa más externa y superficial de la piel.

Aun así, en los casos más graves, también pueden surgir ampollas en la piel, como ocurre en las quemaduras de 2.° grado, además de endurecimiento y oscurecimiento de la piel afectada. En estos casos, se debe acudir al centro de emergencias más cercano inmediatamente.

¿Cómo el frío quema la piel?

Cuando la piel entra en contacto con algo frío, como el hielo, por ejemplo, durante mucho tiempo, ocurre un estrechamiento de los vasos sanguíneos locales y una reducción del flujo de sangre y de nutrientes, lo que provoca daños en las células.

Asimismo, la exposición prolongada de la piel al hielo provoca el congelamiento de las células de la piel, lo que da como resultado daños en los tejidos y muerte de las células.

Mientras mayor sea el tiempo de exposición al hielo, mayores serán los daños causados en la piel, pues el frío alcanza capas más profundas de la piel o incluso los músculos. 

¿La quemadura por frío deja cicatriz?

La quemadura por frío puede dejar cicatriz en la piel, la cual puede ser permanente si afecta capas más profundas de la piel o incluso músculos, debido a los daños provocados en las células por la exposición prolongada al frío.

Qué hacer si ocurre una quemadura por frío

Al ocurrir una quemadura por frío, los primeros auxilios indicados son:

  1. Remover el hielo o la fuente fría de la piel inmediatamente, y en caso de que la ropa se haya mojado o esté fría, removerla también;
  2. Sumergir la piel de la región afectada en agua tibia, a una temperatura entre 37 °C y 39 °C, por 20 minutos, o tomar un baño tibio. En caso de sentir que la piel aún está fría o adormecida, se puede sumergir la región afectada en agua tibia por unos 20 minutos más, dando un intervalo de al menos 20 minutos entre el procedimiento;
  3. Ir a un ambiente caliente y cubrir la piel con capas de ropa o un cobertor;
  4. Colocar compresas tibias en la zona durante 20 minutos, en caso de que no haya una mejoría luego de sumergir la región en agua tibia;
  5. No restregar o masajear la piel con la quemadura, para evitar mayores daños en la piel.

Asimismo, es importante aumentar la ingesta de agua, cubrir la piel con una gasa estéril para protegerla contra infecciones o aplicar una loción hidratante, como el gel de sábila (Aloe vera), si la piel está intacta, es decir, sin heridas ni ampollas.

Al sumergir la piel en el agua tibia, se debe tener cuidado de que el agua no esté muy caliente, pues puede empeorar la quemadura. 

Principales causas de la quemadura por frío

La quemadura por frío puede ocurrir debido al contacto directo de hielo con la piel por un tiempo prolongado, siendo muy común debido a la aplicación de compresas de hielo directamente en la piel, sin protección y durante mucho tiempo.

Estas quemaduras pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo que entre en contacto con hielo durante mucho tiempo, como el rostro o los labios debido al uso de compresas de hielo luego de la extracción de un diente, o en articulaciones para aliviar el dolor y la hinchazón cuando hay lesiones, por ejemplo.

Asimismo, la quemadura por frío también puede ocurrir debido al contacto prolongado con nieve, temperaturas muy bajas o viento muy frío.

Algunos factores también pueden aumentar el riesgo de quemadura por frío, como el hábito de fumar, diabetes, enfermedades vasculares, neuropatía periférica o el uso de medicamentos para bajar la presión sanguínea, por ejemplo.

Cuándo acudir al médico

Es importante acudir al centro de emergencias en los siguientes casos:

  • Piel dura, fría o adormecida incluso luego de calentarla;
  • Empeoramiento de los síntomas u oscurecimiento de la piel;
  • Ampollas en la piel, que pueden contener pus o un líquido verdoso;
  • Grietas, heridas o úlceras en la piel;
  • Fiebre;
  • Dolor intenso en la zona.

En el caso de bebés, niños o adultos mayores, independientemente del tamaño de la quemadura o de la intensidad de los síntomas, se debe siempre acudir al centro de emergencias.

Además, en caso de que la quemadura haya ocurrido en la cara, los labios, el cuello, las palmas de las manos, las plantas de los pies, las muñecas, las nalgas o los tobillos, es importante acudir al centro de emergencias inmediatamente, pues son regiones que poseen un mayor riesgo de infección.

Cómo es realizado el tratamiento

El tratamiento de quemaduras graves por frío es llevado a cabo en el hospital por el médico general mediante el calentamiento de la región afectada y el uso de medicamentos analgésicos para aliviar el dolor.

Asimismo, el médico debe indicar el uso de antibióticos, en caso de que haya signos de infección bacteriana en la zona afectada, y de medicamentos por vía intravenosa para mejorar el flujo sanguíneo.

En caso de que ocurra gangrena, que es la muerte del tejido, el médico puede realizar un procedimiento llamado desbridamiento, que sirve para remover el tejido necrosado e infectado de la piel, con la finalidad de mejorar la cicatrización y evitar que la infección se disemine hacia otras partes del cuerpo. 

Lea también: Gangrena: qué es, síntomas, causas y tratamiento tuasaude.com/es/gangrena