Penescopia: qué es, cómo se realiza y preparación

Actualizado en abril 2023

La penescopia es un examen de diagnóstico solicitado por el urólogo para identificar lesiones o alteraciones que no son visibles a simple vista, o verrugas microscópicas, que pueden estar presentes en el pene, escroto o zona perianal del hombre.

Generalmente, está indicado para diagnosticar infecciones causadas por VPH, pero también puede usarse en casos de herpes, candidiasis u otro tipo de infecciones genitales, ya que permite una observación más detalladas de la zona genital. Vea otros exámenes para detectar VPH.

Este examen se realiza en el consultorio del urólogo, es sencillo y no produce dolor. Para el procedimiento se utiliza ácido acético en la zona, el cual ayuda a observar mejor la piel de la región. Durante el examen, en caso de que el médico confirme la presencia de alguna alteración sospechosa, puede tomar una muestra para que sea analizada.

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve

La penescopia está indicada para observar con más detalles el pene, el saco escrotal o la zona perianal en hombres, pudiendo realizarse para:

  • Identificar lesiones pequeñas o microscópicas causadas por el VPH;
  • Analizar verrugas genitales u otras lesiones;
  • Evaluar la zona genital o perianal cuando la pareja haya sido diagnosticada con VPH o cáncer de cuello uterino, o presenta síntomas de VPH, aunque no haya alteraciones visibles en el pene;
  • Diagnosticar enfermedades virales, especialmente las causadas por VPH;
  • Acompañar el tratamiento de verrugas genitales causadas por VPH;
  • Diagnosticar cáncer de pene;
  • Investigar otras infecciones de transmisión sexual, como herpes genital o sífilis, que causan heridas o úlceras en la zona genial.

Además, la penescopia puede ser realizada por el urólogo para identificar candidiasis masculina, por ejemplo. Vea cómo identificar los síntomas de candidiasis en el hombre.

Cómo se realiza la penescopia

La penescopia se realiza en el consultorio del urólogo, no duele, y consiste en 2 pasos:

  1. Aplicación de una compresa con ácido acético al 5% alrededor del pene durante unos 10 minutos, ya que hace más evidentes la lesiones, en caso de haber;
  2. Observación de la región con la ayuda de un penescopio, que es un aparato con lentes capaces de aumentar hasta 40 veces la imagen.

En caso de que el médico encuentre verrugas o cualquier otra alteración en la piel, se realiza una biopsia con anestesia local y el material se envía al laboratorio para identificar el microorganismo responsable e iniciar el tratamiento adecuado. Conozca cómo se realiza el tratamiento del VPH en el hombre.

Preparación para la penescopia

La preparación para la penescopia debe incluir:

  • Depilar los vellos púbicos antes del examen, sin utilizar rastrillo;
  • No tener relaciones sexuales en las últimas 72 horas previo al examen, incluso con el uso de condón;
  • No aplicar medicamentos en el pene o en la zona perianal un día antes del examen;
  • No lavar los genitales inmediatamente antes del examen;
  • Informar al médico si se tiene alguna alergia a medicamentos o a cualquier otra sustancia;
  • Comunicar al médico sobre el uso de medicamentos anticoagulantes, como warfarina, heparina, rivaroxabán o ácido acetilsalicílico, ya que pueden aumentar el riesgo de sangrado en caso de que se realice una biopsia.

Estos cuidados facilitan la observación del pene y previenen falsos resultados, evitando tener que repetir el examen, además de prevenir complicaciones.

¿La penescopia duele?

Es posible que durante la aplicación del ácido acético al 5% algunos hombres experimenten un poco de ardor o incluso ser imperceptible. Sin embargo, a pesar de que este estudio no suele generar dolor, puede llegar a ser incómodo, esto debido a la manipulación de la zona y la observación de los genitales.

Cuidados después del examen

La penescopia es un examen rápido que dura alrededor de 15 a 20 minutos, siendo que, después del examen no son necesarios cuidados adicionales.

Sin embargo, en caso de que se haya realizado biopsia durante la penescopia, se recomienda evitar tener relaciones sexuales durante al menos 1 semana después del examen, además de la aplicación de pomadas prescritas por el urólogo para permitir una correcta cicatrización de la piel donde se obtuvo la muestra.