Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Penescopía: qué es, cómo y cuándo se realiza

La penescopía es un examen de diagnóstico utilizado por el urólogo para identificar lesiones o alteraciones imperceptibles a simple vista, las cuales pueden estar presentes en el pene, escroto o zona perianal.

Generalmente, la penescopía se utiliza para diagnosticar infecciones por VPH, ya que permite observar la presencia de verrugas microscópicas, sin embargo, también puede ser utilizada en casos de herpes, candidiasis u otros tipos de infecciones genitales.

Penescopía: qué es, cómo y cuándo se realiza

Cuándo debe realizarse

La penescopía es un examen recomendado especialmente siempre que la pareja del hombre presenta síntomas de VPH, aunque no existan alteraciones visibles en el pene. De esta forma es posible descubrir si hubo transmisión del virus, llevando al inicio de tratamiento precoz.

De esta forma, si el hombre tiene varias parejas sexuales o si se descubre que su pareja sexual tiene VPH o posee síntomas de este, como la presencia de varias verrugas de diferentes tamaños en la vulva, en los labios mayores o menores, pared vaginal, cuello uterino o ano, que pueden estar juntas y formar placas, se recomienda que el hombre se someta a este examen. Además de esto, existen otras infecciones sexualmente transmisibles que también pueden ser investigadas con este tipo de examen como herpes, por ejemplo.

Otras indicaciones para este examen son en aquellos hombres que han iniciado la vida sexual o pacientes con antecedentes de cáncer.

Cómo se realiza la penescopía

La penescopía se realiza en el consultorio del urólogo, no duele, y consiste en 2 pasos:

  1. El médico coloca una compresa con ácido acético al 5% alrededor del pene durante unos 10 minutos;
  2. Después, el clínico observa la región con la ayuda de un penescopio, que es un aparato con lentes capaces de aumentar hasta 40 veces la imagen.

En caso de que el médico encuentre verrugas o cualquier otra alteración en la piel, se realiza una biopsia con anestesia local y el material se envía al laboratorio para identificar el microorganismo responsable e iniciar el tratamiento adecuado. Conozca cómo se realiza el tratamiento del VPH en el hombre.

Preparación para la penescopía

La preparación para la penescopía debe incluir:

  • Recortar el vello púbico antes del examen;
  • Evitar el contacto íntimo durante 3 días previo al examen;
  • No colocar medicamentos en el pene el día del examen;
  • No lavar los genitales inmediatamente antes del examen.

Estos cuidados facilitan la observación del pene y previenen falsos resultados, evitando tener que repetir el examen.

¿La penescopía duele?

Es posible que durante la aplicación del ácido acético al 5% algunos hombres experimenten un poco de ardor o incluso ser imperceptible. Sin embargo, a pesar de que este estudio no suele genera dolor puede llegar a ser incómodo, esto debido a la manipulación de la zona y la observación de los genitales. Unas de las ventajas de este estudio es que dura entre 5 a 10 minutos y el paciente sale caminando del consultorio.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje