Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Fiebre interna: Síntomas y qué hacer

En caso de 'fiebre interna' la persona siente el cuerpo muy caliente pero el termómetro no muestra esa elevación de la temperatura. Lo más común es que la persona presente los mismos síntomas que presenta en el caso de una fiebre real como malestar, escalofríos y sudoración fría, pero el termómetro continúa marcando 36 a 37ºC de temperatura, lo que no indica fiebre.

A pesar de que la persona se queja de que siente el cuerpo muy caliente, en realidad, la 'fiebre interna' no existe, siendo sólo una forma popular de la persona expresar que presenta los mismos síntomas que están presentes en una fiebre común, pero sin que la elevación de la temperatura se pueda sentir con la palma de la mano, ni se pueda comprobar a través de un termómetro.

Fiebre interna: Síntomas y qué hacer

Síntomas de la fiebre común

En una fiebre común, además de la elevación de la temperatura por encima de 37,5ºC, es normal que aparezcan síntomas como:

  • Sensación de calor;
  • Sudoración fría;
  • Escalofríos a lo largo del día;
  • Malestar;
  • Dolor de cabeza;
  • Cansancio;
  • Falta de energía.

Sin embargo, en el caso de la fiebre interna, a pesar de que todos estos síntomas están presentes, no hay una elevación de la temperatura que pueda ser medida.

¿Qué es la fiebre?

La fiebre es una reacción del cuerpo para combatir microorganismos nocivos, siendo una reacción natural en caso de que el cuerpo esté combatiendo una infección causada por virus, hongos, bacterias o parásitos. La fiebre es realmente perjudicial sólo cuando está por encima de 40ºC, lo que puede ocurrir con rapidez, principalmente en los bebés y en los niños, y causar convulsiones.

La fiebre baja de hasta 38ºC, se considera un quebranto, una elevación de la temperatura, fiebre baja, o simplemente un estado febril no siendo muy grave, indicando sólo que hay que estar alerta y quitarse el exceso de ropa para tratar de enfriar el cuerpo a la temperatura normal 36,5°C. La fiebre por encima de 38,5ºC puede indicar la necesidad de tomar un medicamento para bajar la fiebre, además de otros métodos naturales para normalizar la temperatura corporal.

El "termostato" que controla la temperatura del cuerpo es el hipotálamo, que es muy sensible a cualquier cambio de temperatura. Esta hace que el cuerpo produzca más calor, que se disipa en el ambiente a través de la piel, por esto siempre que hay una verdadera elevación de la temperatura el termómetro es capaz de indicarlo. De esta forma, se puede llegar a la conclusión de que la fiebre interna no existe.

Fiebre interna: Síntomas y qué hacer

Qué hacer en caso de 'fiebre interna'

Cuando la persona cree que tiene una fiebre interna, debe tomar un baño tibio y acostarse a descansar. Muchas veces la causa de esta sensación de fiebre es el estrés y las crisis de ansiedad, que también pueden causar temblores en todo el cuerpo.

Sólo es indicado tomar algún medicamento para bajar la fiebre como Paracetamol o Ibuprofeno, bajo orientación médica y cuando el termómetro registra, un mínimo de 38,5ºC. Como en el caso de la fiebre interna el termómetro no muestra esta temperatura, no se debe tomar ningún medicamento para tratar de combatir una fiebre que no existe.

Si hay persistencia de los síntomas se debe acudir al médico para realizar exámenes para descubrir lo que puede estar sucediendo. Además del examen de sangre, y de orina, el médico también podrá solicitar una radiografía de tórax, para verificar si hay alguna alteración pulmonar que pueda estar causando esta sensación de fiebre.

Qué puede causar fiebre interna 

Las causas emocionales como el estrés y la crisis de ansiedad, y la ovulación de la mujer durante el período fértil son las principales causas de fiebre interna. Sin embargo, la persona también puede sentir que tiene fiebre después de hacer ejercicios o algún tipo de esfuerzo físico como cargar bolsas pesadas o subir escaleras.

Cuando se está al inicio de una gripe o resfriado suele haber malestar, cansancio y pesadez en el cuerpo y, a veces, la gente se refiere a estos síntomas como la sensación de fiebre interna. En ese caso, tomarse un remedio casero como un té de jengibre, bien calentito, puede ser una buena forma de sentirse mejor.

Cuando acudir al médico

Se aconseja buscar ayuda médica, además de la sensación de fiebre interna, si presenta otros síntomas tales como:

  • Estornudos;
  • Tos;
  • Vómitos;
  • Diarrea;
  • Heridas en la boca;
  • Rápida elevación de la temperatura por encima de 39ºC,
  • Sangrado por la nariz, el ano o la vagina, sin ninguna explicación aparente.

En este caso es importante comentarle al médico todos los síntomas que presenta, cuándo surgieron, si hubo algún cambio en la alimentación o si estuvo en otro país, por ejemplo.

Con esta información el médico puede desconfiar de alguna enfermedad y solicitar exámenes, si es necesario, indicando el tratamiento más indicado.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...