Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué significa el examen de urea

El examen de la urea es un examen de sangre que identifica el valor de los niveles de urea en la sangre, que puede ser medida directamente o indirectamente, a través de la prueba de nitrógeno ureico en sangre, mejor conocido como BUN. 

La urea es una sustancia producida por el hígado, como resultado de la digestión de proteínas provenientes de la alimentación, que si se encuentra en exceso puede ser tóxica para el organismo, causando el síndrome urémico o uremia. 

Generalmente el examen de urea es solicitado con el examen de creatinina, ya que en conjunto pueden indicar cómo está el funcionamiento de los riñones para la filtración de la sangre.

Qué significa el examen de urea

Valores de referencia de la urea en el examen

Los valores normales de la urea son:

  • De 10 a 40 mg/dl o 2,5 a 6,4 mmol/L, para hombres y mujeres adultos;

Los valores normales de la prueba de nitrógeno ureico (BUN) son: 

  • De 8 a 24 mg/dl para hombres adultos;
  • De 6 a 21 mg/dl para mujeres adultas.

Estos valores pueden variar un poco dependiendo del laboratorio, por esto es importante verificar los valores de referencia en el papel del examen. No es necesario preparación previa o estar en ayuna antes del examen.

Significado del resultado del examen

El resultado del examen de urea debe ser evaluado por el médico general o nefrólogo, pero generalmente cuando está dentro de los valores de referencia indica que el examen está normal.  

1. Urea alta

La urea aumentada puede indicar problemas renales, principalmente cuando la creatinina también está elevada, debido a una insuficiencia renal, la cual es una enfermedad que perjudica la función de los riñones y que surge por causa de hipertensión, diabetes, infecciones o deshidratación.

Sin embargo, existen algunas condiciones que también la pueden elevar, mismo que los riñones estén funcionando correctamente como por ejemplo en enfermedades como el cáncer, infecciones, alteraciones del hígado o exceso de proteína en la dieta. 

 2. Urea baja

La urea puede estar baja y no indicar enfermedades o situaciones de gravedad, sin embargo, puede ocurrir debido a la falta de proteína en la alimentación, desnutrición, embarazo, baja absorción del intestino o por incapacidad del hígado de metabolizar la proteína, como en la insuficiencia hepática.

Cómo bajar la urea

Para bajar la urea es necesario tratar la insuficiencia renal, a través de medicamentos prescritos por el nefrólogo, del control de la hipertensión y de la cantidad de orina producida y con una alimentación equilibrada en sal, líquidos, vegetales y carnes.

Sin embargo, en algunos casos más graves como en una enfermedad renal crónica avanzada, puede que sea necesario la realización de diálisis para normalizar los niveles de urea, creatinina y otros electrolitos como sodio y potasio.

Más sobre este tema:
Carregando
...