Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

VPH

El virus del papiloma humano es el causante de una enfermedad de transmisión sexual llamado VPH. Es difícil de curar y se manifiesta a través de síntomas como verrugas que aparecen en la región genital  tras el contacto íntimo con una persona infectada. El tratamiento se realiza con medicamentos y cirugía para cauterizar y dura aproximadamente  2 años, aunque los síntomas desaparezcan antes.

El VPH también se conoce como condiloma acuminado, verrugas genitales, cresta de gallo, higuera  y la cresta  de caballo.

Curación del VPH

Para lograr la curación del VPH se recomienda llevar a cabo el tratamiento medicamentoso correctamente y utilizar preservativo en todas las relaciones para evitar la contaminación con el virus. Durante el tratamiento  clínico se puede invertir en tratamientos caseros para  fortalecer el sistema inmunológico como el consumo de alimentos ricos en vitamina C, como la piña, cerezas y fresas.

Transmisión del VPH

La transmisión del VPH se produce a través del contacto íntimo sin protección con el individuo infectado con el virus. El período de incubación del virus va desde 1 mes hasta 2 años y durante este periodo a pesar de  no tener síntomas, la persona ya puede contaminar  a otros.

Síntomas del VPH

Los síntomas del VPH son:

  • Varias pequeñas verrugas en la región íntima masculina o femenina.

  • Estas verrugas pueden estar presentes en la región cervical (no visibles fácilmente) y no estar presentes en la zona íntima externa femenina.

Los síntomas pueden estar ausentes, a pesar de la presencia del virus. Esto ocurre especialmente en los hombres.

Diagnóstico del VPH

El diagnóstico del VPH puede realizarse mediante la examinación clínica y confirmado por la citología o la biopsia de las verrugas.

Tratamiento para el VPH

El tratamiento para el VPH se puede hacer con:

  • El uso de pomadas y soluciones que se aplican en el consultorio del médico y

  • Cirugías de  cauterización que se realizan de vez en cuando.

El ácido tricloroacético (ATA) de 90 a 70% y la podofilina  al 15% en solución alcohólica se debe aplicar por primera vez por el médico una vez a la semana y pomadas como la  Podofilotoxina  al 0.15 % se deben aplicar dos veces al día.  El tratamiento contra el VPH es muy largo y puede ser costoso, pero es la única manera de vencer a la enfermedad y reducir el riesgo de  padecer cáncer en hombres y mujeres.

Más sobre este tema:
Carregando
...