Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
Cerrar Coronavirus: Informaciones sobre el COVID-19 Leer más
¿Qué necesitas saber?

Tratamiento para la neumonía bacteriana

El tratamiento de la neumonía bacteriana generalmente se realiza en el hospital con el uso de antibióticos prescritos por el neumonólogo, como azitromicina, ceftriaxona o levofloxacina, durante aproximadamente 3 a 7 días, aunque puede prolongarse hasta 15 o 21 días, según el estado de salud del paciente.

Cuando la enfermedad se diagnostica temprano y el médico descubre que la causa es una bacteria y que se adquirió fuera del hospital, el tratamiento podría realizarse en el hospital durante 3 días y al presentar signos de mejoría, el médico puede permitir que el paciente termine el tratamiento en casa.

En los casos de neumonía bacteriana grave, que ocurre principalmente en personas con VIH, ancianos y niños, es necesario que el paciente permanezca internado en el hospital para recibir los antibióticos por vía intravenosa. Además, en estas situaciones, puede ser necesario fisioterapia respiratoria, para ayudar a eliminar las secreciones y mejorar la respiración del paciente. Algunos pueden necesitar respirar con ayuda de un aparato. Reconozca los síntomas y los microorganismos involucrados.

Tratamiento para la neumonía bacteriana

Las personas que están muy débiles y con un sistema inmune comprometido presentan mayor riesgo de desarrollar este tipo de neumonía y por esto, en caso de sospecha, el médico podrá solicitar rayos x del pulmón y un antibiograma para identificar la enfermedad y saber cuál es la bacteria que está causando la infección.

Además de esto, la neumonía bacteriana también puede ocurrir cuando la persona se encuentra internada en el hospital, debido a que la infección puede surgir por la entrada de microorganismos a través de sitios de acceso a las venas o por aspiración del contenido gástrico hacia los pulmones, por ejemplo. Las infecciones que surgen dentro del hospital se denominan infecciones nosocomiales.                                         

Medicamentos para la neumonía

El médico podrá decidir cuales son los medicamentos más indicados después de saber qué bacteria está causando la neumonía. Puede escoger un solo tipo de antibiótico o una combinación de ellos.

Los antibióticos que pueden ser indicados son betalactámicos, cefalosporinas, quinolonas y carbapenémicos, como penicilina, ampicilina, cloranfenicol, ceftriaxona, vancomicina y nafcilina.

Cuidados durante el tratamiento de la neumonía bacteriana

Si el médico recomienda que el tratamiento sea hecho en casa, es necesario tener algunos cuidados como:

  • Evitar ir al trabajo y en el caso de los niños a la escuela;

  • Mantener reposo en casa, evitando hacer esfuerzos;

  • Ingerir cerca de 1,5 a 2 litros de agua por día;

  • Vestir ropa adecuada a la estación del año;

  • Evitar cambios bruscos de temperatura.

La neumonía bacteriana no se transmite de persona a persona, por lo que no es necesario aislar al paciente de otras personas, pero es importante evitar el contacto con otros para ayudar a su propia recuperación.

Signos de mejoría

Los signos de mejoría de la neumonía bacteriana incluyen la disminución de fiebre, tos y flema, así como una reducción de la falta de aire y dificultad para respirar, después del inicio de la toma de los medicamentos prescritos por el médico.

Normalmente, hay señales de mejoría en 3 días, aunque el médico puede decidir mantener a la persona internada hasta por 3 semanas, para asegurarse que se encuentra bien para ir a casa o podría indicar que termine el tratamiento en casa, dependiendo de su estado general de salud.

Signos de empeoramiento

Los signos de empeoramiento de la neumonía bacteriana, surgen cuando el tratamiento no se inicia tan pronto cuando el paciente presenta los síntomas de la enfermedad e incluyen el aumento o la persistencia de fiebre, tos con flema, pudiendo haber vestigios de sangre y aumento de la falta de aire y dificultad para respirar.

El empeoramiento puede estar relacionado con infecciones en otros sitios del cuerpo o con una errada elección del antibiótico, su combinación o dosis.

Posibles complicaciones

En algunos casos, la neumonía bacteriana puede agravar, habiendo muerte del tejido pulmonar o acumulación de pus en los pulmones, siendo necesario adoptar otros antibióticos hacer punción o colocar un drenaje para eliminar las secreciones. Sin embargo, la complicación más temida es la resistencia de la bacteria a los antibióticos utilizados. Conozca por qué esto puede suceder.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Sólo podremos responderle si deja su email.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje