Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Tratamiento del quiste de Baker

El tratamiento del quiste de Baker, que es un tipo de quiste sinovial, debe ser orientado por un ortopedista o fisioterapeuta y, normalmente se indica reposo de la articulación y tratamiento del problema que está causando la acumulación de líquido en la articulación y el surgimiento del quiste.

Dependiendo del problema que produce el quiste de Baker, el médico puede recomendar diferentes tipos de tratamiento. Por ejemplo, en caso de que el paciente sufra artritis, el ortopedista puede recomendar inyecciones de corticoides en la articulación, sin embargo, en caso de que presente una rotura de ligamentos, puede ser necesaria fisioterapia o cirugía, por ejemplo. Conozca más sobre el quiste de Baker.

La principal diferencia entre el quiste de Baker y el quiste sebáceo son las estructuras del cuerpo involucradas. En el quiste de Baker el quiste se encuentra entre el músculo gastrocnemio y el tendón del músculo semimembranoso, mientras que el quiste sebáceo es compuesto por sebo y se localiza en la dermis o en la epidermis.

Tratamiento del quiste de Baker

Alivio los síntomas del quiste de Baker

Algunos tratamientos, como la aplicación de f´rio o fisioterapia, ayudan a aliviar los síntomas del quiste de Baker, hasta que la causa sea tratada, e incluyen:

  • Medias de compresión: ayudan a reducir la hinchazón en la rodilla, aliviando el dolor al mover la articulación y disminuyendo el riesgo de trombosis venosa profunda;
  • Aplicar compresas congeladas: la aplicación de frío en la parte trasera de la rodilla durante 10 a 20 minutos ayuda a reducir la hinchazón y el dolor;
  • Antiinflamatorios recetados por el médico: como ibuprofeno o diclofenaco;
  • Fisioterapia: utiliza ejercicios que ayudan a fortalecer los músculos de la rodilla, evitando presión excesiva sobre la articulación y disminuyendo el dolor.

En casos más graves en que el dolor sea muy fuerte o el quiste de Baker sea muy grande, puede ser necesario drenar el quiste con una aguja o cirugía para remover el quiste. Conozca más sobre cómo tratar una lesión en la rodilla.

El tratamiento para el quiste de Baker roto, puede ser necesario completar el tratamiento con la ingesta analgésicos prescritos por el ortopedista, como Paracetamol o Naproxeno, ya que el líquido puede derramarse a la pantorrilla y producir dolor intenso, semejante a la trombosis venosa profunda.

Signos de mejoría del quiste de Baker

Los signos de mejoría pueden tardar algunos meses en aparecer, dependiendo del problema que esté causando, e incluyen disminución del dolor, reducción de la hinchazón y mayor facilidad para mover la rodilla.

Signos de empeoramiento del quiste de Baker

Los signos de empeoramiento, están relacionados principalmente con el quiste de Baker roto, el cual produce dolor intenso en la pantorrilla, hinchazón de la zona y dificultad para mover la pierna, pudiendo llegar a impedir el movimiento.

Complicaciones del quiste de Baker

La principal complicación del quiste de baker es el surgimiento de trombosis venosa profunda debido a la formación de un coágulo en las venas de la piernas, produciendo síntomas semejantes al quiste roto, como enrojecimiento, hinchazón de la pierna y dolor intenso, especialmente en la pantorrilla.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema:

Carregando
...