Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cuáles son y cómo usar los diferentes tipos de termómetro

Los termómetros varían de acuerdo a la forma de leer la temperatura, la cual puede ser digital o analógica, y con el lugar del cuerpo más indicado para su uso, existiendo modelos que pueden ser usados en la axila, oído, cabeza, boca o ano. 

El termómetro es importante para verificar la temperatura en caso de que haya sospecha de fiebre o para controlar la mejoría o empeoramiento de infecciones, principalmente en el niño. ​​​​​​

1. Termómetro digital

Cuáles son y cómo usar los diferentes tipos de termómetro

Para que la temperatura del cuerpo sea medida de forma correcta con el termómetro digital, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Encender el termómetro y verificar si en la pantalla aparece el número cero;
  2. Colocar la punta del termómetro debajo de la axila o introducirlo cuidadosamente en el ano, principalmente para medir la temperatura en niños. En el caso de la vía rectal, se debe estar recostado boca arriba, introducir sólo la parte metálica del termómetro en el ano;
  3. Esperar algunos segundos hasta escuchar la alarma del termómetro;
  4. Retirar el termómetro y verificar el valor de la temperatura en la pantalla;
  5. Limpiar la punta metalizada con algodón o una gasa humedecida con alcohol.

2. Termómetro infrarrojo

Cuáles son y cómo usar los diferentes tipos de termómetro

El termómetro infrarrojo hace una lectura de la temperatura a través de los rayos que son emitidos en la piel, los cuales no perjudican la salud. Existen termómetros infrarrojos para el oído y la frente y ambos son muy prácticos, rápidos e higiénicos.

En el oído:

Para usar el termómetro en el oído, también conocido como termómetro timpánico se debe:

  1. Colocar la punta del termómetro en el interior del oído y apuntarlo en dirección a la nariz;
  2. Apretar el botón de "encendido" del termómetro hasta escuchar una señal;
  3. Leer el valor de la temperatura, que aparece al momento;
  4. Retirar el termómetro del oído y limpiar la punta con algodón o gasa con alcohol.

El termómetro infrarrojo del oído es muy rápido y fácil de leer, por lo que exige que se compre regularmente cápsulas protectoras de plástico, lo que hacen el uso del termómetro más caro. 

En la frente:

Dependiendo del tipo de termómetro infrarrojo en la cabeza, es posible medir la temperatura colocando el aparato directamente en contacto con la piel o a una distancia de hasta 5 cm, de la cabeza. Para usar este tipo de aparato de forma correcta, se debe:

  1. Encender el termómetro y verificar si en la pantalla aparece el número cero;
  2. Aproximar el termómetro a la frente en la zona arriba de las cejas, en caso de que las instrucciones del termómetro recomienden el contacto con la piel, o apuntar el termómetro hacia el centro de la frente;
  3. Leer el valor de la temperatura que sale inmediatamente y retira el termómetro de la frente.

En los casos en que las instrucciones recomienden aproximar el aparato a la piel, se debe limpiar la punta del termómetro con algodón o una gasa con alcohol después de su uso. 

3. Termómetro de mercurio o de vidrio

Cuáles son y cómo usar los diferentes tipos de termómetro

El uso del termómetro de mercurio está contraindicado debido a los riesgos para la salud, como problemas respiratorios o daños en la piel, pero actualmente también existen termómetros de vidrio semejantes a los antiguos de mercurio, llamados termómetros analógicos, los cuales no poseen mercurio en su composición y pueden usarse de forma segura. 

Para medir la temperatura con estos aparatos, se debe:

  1. Verificar la temperatura del termómetro antes de usarlo, observando si el líquido está próximo de la temperatura más baja;
  2. Colocar la punta metalizada del termómetro debajo de la axila o en el ano, dependiendo del lugar donde se pretenda medir la temperatura;
  3. Mantener el brazo que tiene el termómetro quieto junto al cuerpo;
  4. Esperar 5 minutos y retirar el termómetro de la axila;
  5. Verificar la temperatura, observando el lugar donde el líquido termina, que será el valor de la temperatura medida.

Este tipo de termómetro tarda más tiempo en medir la temperatura que los otros, además de que la lectura suele ser más difícil de hacer, principalmente para los ancianos o con problemas de la vista.

Cómo limpiar un termómetro de mercurio quebrado

En el caso de que rompa un termómetro con mercurio es muy importante evitar cualquier tipo de contacto directo con la piel. Inicialmente se debe abrir la ventana de la habitación y salir, por lo menos 15 minutos. Después se debe poner unos guantes de goma y, para juntar las bolitas de mercurio, se aconseja usar un pedazo de papel y aspirar el mercurio con una jeringa. 

Al final, para garantizar que todo el mercurio fue recogido, se debe oscurecer la habitación y con una linterna iluminar la región donde el termómetro se quebró. En caso de que sea posible identificar algo que brille, es posible que sea una bolita de mercurio que ha quedado suelta. 

Si al romperse, el mercurio entra en contacto con superficies absorbibles, como tapetes, ropa o toallas, estas se deben quitar, ya que existe el riesgo de que se contaminen. Todo material utilizado para limpiar el mercurio debe colocarse dentro de una bolsa de plástico y, después, dejarlo en un centro de reciclado apropiado. 

Cómo usar el termómetro en el bebé

Cuáles son y cómo usar los diferentes tipos de termómetro

Para medir la temperatura en el bebé puede usarse todos los tipos de termómetro, pero es más fácil medirla  con aquello termómetros que sean más rápidos y que no causen incomodidad al bebé, como el termómetro infrarrojo de oído, de la frente o el digital. 

Además de estos, existe también el termómetro de chupón, que es más rápido y cómodo. Debe ser usado de la siguiente manera: 

  1. Introducir el termómetro en la boca del bebé durante 1 a 2 minutos;
  2. Leer la temperatura en la pantalla del chupón;
  3. Retirar el chupón y lavarlo con agua tibia.

Es importante recordar que para utilizar cualquier tipo de termómetro en el bebé, debe mantenerlo quieto para que el valor de la temperatura sea lo más correcto posible. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje