Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Sueño del recién nacido: cuántas horas duermen y qué puede alterarlo

El sueño del bebé recién nacido en el primer mes suele ser tranquilo y dura alrededor de 16 a 17 horas por día. Normalmente, el bebé se despierta porque tiene hambre o su pañal está sucio. Sin embargo, por mucho que el bebé haya estado durmiendo durante muchas horas, es importante que se despierte para poder alimentarlo y cambiarle el pañal.

A partir del mes y medio de edad, el bebé comienza a relacionar ciclos de luz y oscuridad y duerme un poco más en la noche, y cuando cumple los 3 meses, por lo general, ya consigue dormir más de 5 horas seguidas.

Existen algunos bebés que pueden tener el sueño agitado, esta situación puede ocurrir debido al aumento de estímulos durante la noche, manteniéndose más despiertos, o puede ocurrir como consecuencia de problemas de salud, como cólicos o reflujo gastroesofágico, por ejemplo.

Sueño del recién nacido: cuántas horas duermen y qué puede alterarlo

Cuántas horas duerme un recién nacido

Las horas de sueño del recién nacido durante el primer mes de vida ocupan la mayor parte del día, ya que el bebé duerme alrededor de 16 a 17 horas al día, sin embargo puede permanecer despierto por hasta 1 o 2 horas seguidas.

El tiempo de sueño del recién nacido, normalmente varía de acuerdo con la alimentación. El bebé que come del pecho materno, generalmente despierta cada 2 a 3 horas para comer, mientras que el bebé que es alimentado con biberón suele despertar cada 4 horas. Sin embargo, hay bebés que no se despiertan, por lo que es importante no dejar que el bebé permanezca más 3 horas sin comer.

Qué puede alterar el sueño 

Algunas de las principales situaciones que causan que el sueño del bebé se altere son:

  • Muchos estímulos durante la noche y pocos durante el día;
  • Cólicos;
  • Reflujo gastroesofágico;
  • Cambios respiratorios;
  • Parasomnia, que es un trastorno del sueño.

Por este motivo, cuando el bebé tiene dificultad para dormir, presenta llanto fácil y constante y se mantiene muy inquieto durante la noche, puede ser indicativo de algunos cambios que deben ser investigados por el pediatra y tratados de la mejor manera.

¿Es normal que el recién nacido deje de respirar mientras duerme?

Los bebés menores a 1 mes de vida, especialmente los que son prematuros pueden sufrir de síndrome de apnea del sueño. En este caso el bebé deja de respirar durante algunos segundos y después recupera la respiración normal. No en todos los casos esta pausa en la respiración tiene una causa específica y lo más común es que esté relacionada con diversos factores como problemas en el corazón o reflujo, por ejemplo.

Por esta razón no se espera que ningún bebé deje de respirar durante el sueño, y en caso de que esto suceda, debe investigarse. El bebé puede incluso tener que permanecer internado en el hospital para que se le realicen exámenes. Sin embargo, la mitad de las veces no se encuentra ninguna causa.

Estrategias para mejorar el sueño

Para mejorar el sueño del recién nacido, los padres pueden adoptar algunas estrategias durante el día y la noche para favorecer el descanso del bebé como:

  • Mantener la casa iluminada a lo largo del día, reduciendo la intensidad de la luz en la noche;
  • Jugar con el bebé el mayor tiempo posible durante el día;
  • Despertar al bebé mientras lacta, hablándole y cantándole;
  • No evite hacer ruidos, como el sonido del teléfono, conversar o aspirar la casa, aunque el bebé se encuentre durmiendo. Sin embargo, durante la noche deben evitarse.
  • Evitar jugar con el bebé en la noche;
  • Mantener el ambiente oscuro al final del día, manteniendo encendida una luz pequeña cuando alimente al bebé o le cambie el pañal.

Estas estrategias le enseñan al bebé a distinguir el día de la noche, controlando su sueño. Además, en caso de que el sueño se altere como consecuencia del reflujo, cólicos u otras condiciones de salud, es importante seguir las orientaciones del pediatra, siendo importante hacer eructar al bebé después de amamantar, doblando y presionando las rodillas del bebé hacia la barriga o aumentando la cabecera de la cuna, por ejemplo. Consulte más consejos sobre cómo ayudar a su bebé a dormir.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje