Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Virosis: qué es, síntomas y tratamiento

La virosis es cualquier enfermedad que es causada por virus y que tiene una corta duración, que normalmente no supera los 10 días. Sus principales síntomas incluyen:

  • Diarrea, fiebre y vómito;
  • Mareos y falta de apetito;
  • Dolor muscular y dolor en la barriga;
  • Dolor de cabeza o detrás de los ojos;
  • Estornudos, secreción nasal y tos.

Las virosis son más frecuentes en bebés y en niños, pero también pueden surgir en adultos. Los síntomas pueden ser muy variados, ya que esta infección puede ser causada por diversos tipos de virus, que la mayoría de las veces alcanzan las vías respiratorias o el intestino, por esto es común que los resfriados y las gastroenteritis sean llamadas virosis. 

Por lo que a pesar de que también son causadas por virus, enfermedades como por ejemplo  sarampión, dengue o zika, pueden ser más graves y preocupantes, y por esto no es común que se les llame virosis. 

 

Virosis: qué es, síntomas y tratamiento

Cuando el niño presenta una virosis es normal que los padres y los hermanos también sean contagiados, pero en los adultos los síntomas son más leves y duran menos tiempo. Estos síntomas pueden demorar hasta 5 días en aparecer, después que el niño presenta los primeros síntomas, debido al período de incubación de la mayor parte de los virus. 

Po esta razón, aunque se tomen las medidas necesarias para evitar su transmisión, como lavarse las manos, es posible que el virus ya haya entrado al organismo. 

Por qué la virosis es más común en los niños

Los síntomas causados por los virus son más comunes en los bebés y en los niños porque todavía no tienen la misma resistencia que los adultos y su sistema inmune todavía se encuentra en desarrollo.

Por lo que cada vez que el niño entra en contacto con un microorganismo diferente, hasta que su cuerpo pueda producir los anticuerpos contra el invasor, podrán presentar los síntomas de la virosis. Sin embargo, difícilmente el niño o el adulto desarrollará los síntomas al entrar en contacto con el mismo virus, pero como hay muchos virus diferentes, al entrar en contacto con otro podrá presentar síntomas, aunque pueden ser más débiles.

Cómo confirmar si es una virosis

El médico puede identificar la virosis en base a los síntomas, especialmente cuando la persona no presenta ningún otro síntoma y cuando hay otras personas afectadas en la familia, en la misma escuela o en el trabajo, por ejemplo.

Es común que haya períodos en que varios niños de la misma guardería presenten síntomas de virosis y, por esto, si los padres saben que los compañeros de su hijo están con una virosis, existe una alta posibilidad de que su hijo también haya sido afectado por esta misma enfermedad. Es importante decirle al médico los síntomas que presenta y si existen casos de personas cercanas con los mismos síntomas.

Para asegurarse de que es una virosis, el médico podría solicitar algunos exámenes específicos, especialmente exámenes de sangre o de orina, por ejemplo.

Por qué los médicos no siempre solicitan exámenes

No siempre es necesario realizar exámenes para saber si es una virosis, esto debido a que en la mayoría de los casos no se consigue descubrir cuál es el virus a través de un simple examen de sangre. Otros exámenes como el de orina o los rayos X no presentan alteraciones cuando se trata de una virosis. 

Pero para certificarse de que no se trata de otras enfermedades como rubéola, el médico podrá solicitar un examen de sangre específico para esa enfermedad. 

Virosis: qué es, síntomas y tratamiento

Cómo curar la virosis más rápido 

El tratamiento para la virosis consiste en mantenerse de reposo y fortalecer el organismo, para que el sistema inmune sea capaz de eliminar el virus por si propio más rápido. Por lo que las orientaciones normalmente incluyen beber mucha agua durante el día, realizar una alimentación equilibrada y rica en nutrientes, así como evitar realizar actividades pesadas.

Además de esto, el médico podría recetar algunos analgésicos como el Paracetamol para aliviar los síntomas. 

Durante el tratamiento de la virosis se aconseja el consumo de alimentos leves y de fácil digestión, dándole preferencia a las frutas, legumbres, hortalizas y carnes bajas en grasa bien cocidas. También se recomienda evitar alimentos muy condimentados, con alto contenido de grasas, gaseosos y de difícil digestión. 

Para evitar la deshidratación, se debe ingerir como mínimo, la misma cantidad perdida a través de los vómitos y de la diarrea. El agua puede ser sustituida por el suero casero porque este es más eficaz contra la deshidratación porque contiene sales minerales que son perdidos en el vómito y en la diarrea. Vea cómo curar una virosis más rápido.

Signos de alerta para acudir de nuevo al médico

Es importante volver al médico cuando presenta señales y síntomas de deshidratación como ojos hundidos, piel muy seca y deshidratada, cuando la diarrea empeora o hay presencia de sangre, y cuando se agrava la tos o hay la sensación de falta de aire.

Si otros síntomas como manchas en la piel y fiebre no ceden con la ingestión de Paracetamol y el individuo se desmaya, se debe acudir a la emergencia hospitalaria.

Cómo evitar una virosis

Una de las mejores medidas para evitar contagiarse con una virosis, y que debe ser implementada todos los días, es el lavado frecuente de las manos. Cuando se realiza correctamente, esta es una técnica simple que evita la acumulación de virus en la piel y debajo de las uñas, que pueden acabar llegando fácilmente al organismo, bien por la boca o por las vías respiratorias, por ejemplo.

Vea cómo debe realizarse el lavado de las manos correctamente:

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje