Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Síntomas de mala circulación en las piernas

Los principales síntomas de una mala circulación en las piernas son presentar inflamación en los tobillos, el surgimiento de varices, grietas en el talón y la sensación de peso en las piernas. 

La mala circulación afecta principalmente a ancianos y mujeres, especialmente a las que están embarazadas, que usan pastillas anticonceptivas o que tienen antecedentes familiares, pero también puede afectar a personas de cualquier edad y puede ser causada por enfermedades como la diabetes, la hipertensión y el colesterol alto.

Síntomas de mala circulación en las piernas

Para identificar este problema se debe estar atento a la presencia de síntomas como:

  • Piel fría, seca o escamosa;
  • Comezón en las piernas;
  • Manchas rojas en las piernas;
  • Presencia de varices;
  • Pies y tobillos hinchados;
  • Color pálido o azulado en las zonas de mala circulación;
  • Calambres en las piernas;
  • Sensación de hormigueo o adormecimiento;
  • Ausencia de vellos en las piernas;
  • Grietas en los talones.

Estos síntomas suelen empeorar principalmente al final del día o después de largos períodos de mantenerse sentado o de pie, mejorando por la mañana al levantarse, debido a mantenerse acostado durante la noche favorece a que la circulación mejore. Sin embargo, es importante recordar que el hormigueo en el cuerpo puede indicar la presencia de otras enfermedades, como hernia discal y ACV. Conozca otras causas de hormigueo.

Tratamiento para mejorar la circulación

El inicio del tratamiento para la mala circulación debe realizarse con la práctica regular de actividad física y cambios en la dieta, aumentando el consumo de alimentos ricos en vitamina C y antioxidantes como naranja, limón, kiwi, ajo y remolacha. Vea más sobre la dieta aquí.

Además de esto, el tratamiento también puede incluir la utilización de remedios caseros como tés de plantas naturales como la carqueja, el ginkgo biloba y ajo; la realización de drenaje linfático; masajes en las piernas y en los pies con presoterapia, en el que se usan dispositivos en las piernas para mejorar la circulación durante las sesiones de tratamiento. 

En algunos casos, el médico podría recomendar el uso de medias de compresión o prescribir medicamentos como Diosmina, Daflon, Venalex o Flausiver, por ejemplo, que contienen diosmina y hesperidina en su composición, los cuales actúan en las venas del sistema circulatorio mejorando el tono venoso, la microcirculación y la resistencia de los vasos sanguíneos. 

También es importante recordar que se debe dejar de fumar y consumir bebidas alcohólicas para mejorar la salud de los vasos sanguíneos y reducir la hinchazón en las piernas. Vea otros consejos para tratar naturalmente este problema en:  Tratamiento natural para la mala circulación

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje