Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Síntomas y tratamiento de la hernia cervical

Los principales síntomas de la hernia discal cervical son dolor en el cuello, que puede extenderse hacia los hombros, brazos y manos, así como sensación de hormigueo y adormecimiento. Sin embargo, en los casos más graves también puede haber disminución de la fuerza muscular y dificultad para mover el cuello. 

La hernia de disco cervical es un desplazamiento de una parte del disco intervertebral, que es una región entre una vértebra y otra, causado la mayoría de las veces por un desgaste de la columna y una mala postura. Dependiendo del grado de desplazamiento, la hernia de disco no produce ningún síntoma e incluso puede llegar comprimir un nervio, causando dolor. 

Síntomas y tratamiento de la hernia cervical

La columna cervical está conformada por las vértebras C1, C2, C3, C4, C5, C6 e C7, siendo la más común el surgimiento de la hernia de disco cervical entre las vértebras C6 y C7, pero independientemente de la localización de la hernia, los síntomas serán siempre los mismos. 

Tratamiento para la hernia cervical

El tratamiento para la hernia cervical depende de la localización, gravedad delos síntomas y del grado de compresión de los nervios de la columna. Al inicio del padecimiento, el tratamiento consiste apenas en reposo, medicamentos analgésicos y antiinflamatorios, fisioterapia y, eventualmente, usar collarín para evitar movimientos bruscos del cuello. 

En una fase más crónica de la enfermedad, cuando los síntomas han permanecido más de 2 meses, las conductas indicadas son las siguientes:

  • Usar analgésicos para aliviar el dolor, como paracetamol, ibuprofeno, diclofenaco, naproxeno;
  • Usar relajantes musculares, como ciclobenzaprina;
  • Evitar todo aquello que empeore el dolor: trabajo físico pesado, permanecer mucho tiempo en la misma posición, realizar movimientos bruscos;
  • Hacer masajes relajantes en los músculos del cuello;
  • Aplicar compresas calientes en la región adolorida 3 veces por día;
  • Corrección de la postura para intentar reducir la compresión de las raíces;
  • Hacer estiramientos para mejorar los movimientos del cuello;
  • Hacer ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda;
  • Practicar actividades como caminatas, hidroterapia y pilates.

Sin embargo, si los síntomas persistieran, puede recomendarse realizarse la cirugía para retirar la hernia y descomprimir la columna cervical. También puede realizarse una fusión de las vértebras afectadas o inserción de una prótesis de disco. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje