Síntomas y tratamiento de la hernia cervical

Los principales síntomas de la hernia discal cervical son dolor en el cuello, que puede extenderse hacia los hombros, brazos y manos, así como sensación de hormigueo y adormecimiento. Sin embargo, en los casos más graves también puede haber disminución de la fuerza muscular y dificultad para mover el cuello. 

Los principales síntomas de hernia discal cervical son dolor en el cuello, que puede diseminarse hacia los hombros, brazos y manos, así como sensación de hormigueo y adormecimiento, que pueden variar dependiendo del grado de desplazamiento del disco.

La hernia discal cervical consiste en un desplazamiento de la parte del disco intervertebral, que es la zona entre una vértebra y otra, causado en la mayoría de las veces por el desgaste de la columna y mala postura. Las vértebras C1, C2, C3, C4, C5, C6 y C7 forman parte de la columna cervical, siendo más común que la hernia surja entre las vértebras C6 y C7. Sin embargo, independientemente de la localización de la hernia, los síntomas serán semejantes 

Síntomas y tratamiento de la hernia cervical

Algunos de los síntomas más comunes que pueden presentarse en personas con hernia discal son:

  • Dolor en el cuello;
  • Dolor que se irradia hacia hombros, brazos y manos;
  • Sensación de hormigueo y adormecimiento;
  • Disminución de la fuerza muscular;
  • Dificultad para mover el cuello. 

En algunos casos, la hernia discal cervical puede ser asintomática, pudiendo ser diagnosticada de forma accidental durante un examen de imagen. Conozca otros tipos de hernia discal.

Cómo se realiza el diagnóstico 

El diagnóstico de la hernia discal cervical consiste en la realización de un examen físico por el médico, así como una entrevista clínica con el paciente para conocer la intensidad de los síntomas, así como su historial de salud y los hábitos de postura. 

Además, pueden solicitarse exámenes diagnósticos, como rayos X, tomografía computarizada y/o resonancia magnética, por ejemplo. 

Tratamiento para la hernia cervical

El tratamiento para la hernia cervical depende de la localización, gravedad de los síntomas y del grado de compresión de los nervios de la columna. Al inicio del padecimiento, el tratamiento consiste apenas en reposo, medicamentos analgésicos y antiinflamatorios, fisioterapia y, eventualmente, usar collarín para evitar movimientos bruscos del cuello. 

Sin embargo, si los síntomas persistieran, puede recomendarse la realización de cirugía para retirar la hernia y descomprimir la columna cervical. También puede realizarse una fusión de las vértebras afectadas o inserción de una prótesis de disco. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: