Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Enfermedades psicosomáticas- síntomas, causas y tratamiento

Las enfermedades psicosomáticas son enfermedades de la mente que manifiestan síntomas físicos como dolor de estómago, temblores o sudoración y cuya causa es psicológica. Suelen surgir en personas que tienen un alto nivel de estrés y/o de ansiedad, ya que es una forma que tiene el organismo de demostrar físicamente que algo está mal, tanto en la parte emocional como en la sentimental. 

Los principales signos y síntomas que pueden indicar la presencia de una enfermedad psicosomática son:

  1. Aumento de los latidos cardíacos;
  2. Temblores;
  3. Respiración rápida y falta de aire;
  4. Sudor frío o excesivo;
  5. Boca seca;
  6. Mareos;
  7. Dolor en el estómago;
  8. Diarrea;
  9. Sensación de nudo en la garganta;
  10. Dolor de pecho, en la espalda y/o de cabeza;
  11. Manchas rojas o moradas en la piel.

Estos síntomas ocurren porque el estrés y la ansiedad causan un aumento de la actividad nerviosa del cerebro, además de elevar los niveles de ciertas hormonas en la sangre como la adrenalina y el cortisol. Muchos órganos del cuerpo como los intestinos, estómago, músculos, piel y corazón tienen conexión directa con el cerebro, siendo los más afectados por estas alteraciones.

Enfermedades psicosomáticas- síntomas, causas y tratamiento

Si los síntomas persisten, es común que surjan enfermedades que están asociadas a las emociones como la gastritis, la fibromialgia, la psoriasis y la hipertensión, por ejemplo. Inclusive en algunos casos, los síntomas pueden ser tan intensos que pueden generar la sensación de que la persona está sufriendo un infarto, un accidente cerebrovascular o una convulsión, por lo que el médico podrá indicar un tratamiento rápido a base de ansiolíticos.

Qué puede causar estas enfermedades

Cualquier persona puede desarrollar una enfermedad psicosomática, ya que todos estamos expuestos a situaciones que generan ansiedad, estrés o tristeza. Por lo que algunas situaciones que pueden causar la aparición de estas enfermedades son: 

  • Estrés laboral;
  • Deudas o problemas financieros;
  • Traumas o situaciones que marcaron al individuo;
  • Dificultad en expresar sentimientos o hablar sobre ellos;
  • Depresión o ansiedad;
  • Presión psicológica o bullying; 
  • Presionarse hasta el límite. 

En caso sospeche que los síntomas que presenta el individuo podrían estar asociados a una enfermedad psicosomática, o si nota que la persona está ansiosa o estresada frecuentemente, lo más recomendado es que acuda a un médico general, de manera que indique la realización de exámenes de diagnóstico que permitan descartar otras enfermedades y, si es necesario, el médico podrá referir al individuo al psiquiatra y/o al psicólogo.

El acompañamiento de un psicólogo en estas situaciones es muy importante, debido a que es necesario que el individuo identifique el motivo de su estrés y de su ansiedad, para así conseguir lidiar con el problema y adoptar hábitos y estrategias que promuevan la sensación de bienestar.

Conozca más sobre las enfermedades psicosomáticas más comunes.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento se realiza con medicamentos para aliviar los síntomas como analgésicos, antiinflamatorios y medicamentos para las náuseas. Además de esto, si el médico lo considera necesario, podrá indicar medicamentos ansiolíticos como el Diazepam o Alprazolam, o antidepresivos como la Sertralina o Citalopram, por ejemplo. Siendo necesario acudir frecuentemente al psiquiatra para ir adaptando la dosis de estos medicamentos según la respuesta del individuo. 

Además del uso de medicamentos, las personas que presentan enfermedades psicosomáticas deben realizar varias sesiones de psicoterapia para lograr identificar el problema y buscar estrategias para solucionarlo. Realizar alguna actividad de ocio como hacer ejercicio, yoga, baile, pintar o aprender a tocar un instrumento, puede ayudar a liberar el estrés y disminuir la ansiedad.

También existen algunas alternativas naturales para ayudar a calmar la ansiedad y aliviar los síntomas emocionales, pudiendo ingerirse tés con propiedades calmantes como el de manzanilla y de valeriana, además de aprender y aplicar técnicas de meditación y respiración en el día a día.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje