3 Remedios caseros para el hígado

Revisión clínica: Manuel Reis
Enfermero
junio 2022

Un buen remedio casero para tratar problemas del hígado es té de boldo debido a que posee propiedades que mejoran el funcionamiento del órgano. Sin embargo, otra opción es elegir la infusión de alcachofa y de cardo mariano, las cuales son plantas que poseen excelentes propiedades digestivas y protectoras del hígado.

Además de beber estos tés, se aconseja evitar alimentos estimulantes y de difícil digestión, como los alimentos ricos en grasa, por ejemplo, debiendo darle preferencia al consumo de alimentos frescos y ricos en fibras como las frutas y los vegetales. Vea qué alimentos puede consumir para cuidar la salud del hígado.

Asimismo, también es muy importante no consumir ningún tipo de bebida alcohólica hasta que el hígado esté totalmente recuperado, pues las causas más comunes de problemas en el hígado son el consumo de bebidas alcohólicas en exceso y el consumo de alimentos muy grasosos.

Algunos remedios caseros para el hígado son:

1. Té de boldo

El boldo es un excelente remedio casero para tratar el hígado graso o la inflamación en el hígado, debido a que posee propiedades que mejoran la secreción de la bilis, aliviando síntomas como mareos, dolor y malestar abdominal. 

Ingredientes

  • 2 hojas de boldo;
  • 1 vaso de agua;

Modo de preparación

Colocar los ingredientes en una olla y dejar hervir durante 5 minutos. Retirar del fuego, colar el té y beber tibio, sin endulzar. Este té debe tomarse de 3 a 4 veces al día, y para que haya una mayor concentración de sus propiedades terapéuticas, se recomienda su ingesta inmediatamente después de su preparación.

Se recomienda seguir este tratamiento casero por 2 días, sin embargo, si los síntomas persisten o se agravan, lo ideal es acudir de inmediato al hospital, debido a que puede ser algo más grave.

2. Té de cardo mariano

El cardo mariano es una planta con propiedades antiinflamatorias, astringentes, digestivas, diuréticas, regeneradora y antiséptica, pudiendo ser utilizada para aliviar los mareos y problemas en la vesícula biliar.

Además de esto, posee un componente llamado Silimarina que actúa directamente en las células del hígado que están lesionadas debido al exceso de substancias tóxicas, regenerándolas e impidiendo nuevas lesiones, sirviendo para complementar el tratamiento de la cirrosis, hepatitis y grasa en el hígado, pro ejemplo. 

Ingredientes

  • 1 cucharadita de los frutos triturados del cardo mariano;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Colocar los frutos triturados en la taza de agua hirviendo, dejar reposar durante 15 minutos, colar y beber 3 a 4 tazas por día.

3. Infusión con alcachofa

La alcachofa es una excelente planta medicinal que posee propiedades depurativas que ayudan a desintoxicar el hígado, ayudando a tratar las enfermedades relacionadas con este órgano.

Ingredientes

  • 5 a 6 g de hojas secas de alcachofa;
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación

Colocar las hojas de alcachofa en 1 litro de agua hirviendo. Tapar y dejar reposar entre 5 a 10 minutos, colar y beber 1 taza de la infusión antes de las comidas, al menos 3 veces al día.

¿Fue útil esta información?

Cerrar
Gracias por tu mensaje.
Revisión clínica:
Manuel Reis
Enfermero
Diplomado en Fitorerapia Clínica. Formado por la Escuela Superior de Enfermería de Porto y miembro Nº 79026 del Colegio de Enfermeros en Portugal.
Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em junio de 2022. Revisión clínica por Manuel Reis - Enfermero, em junio de 2022.