Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué son los pólipos en la vesícula y cómo se realiza el tratamiento

Los pólipos en la vesícula o pólipo vesicular son crecimientos anormales del tejido vesicular, siendo descubiertos accidentalmente durante una ecografía abdominal y, por lo general, no presentan síntomas. En algunos casos, podrían surgir síntomas como náuseas, vómitos, dolor en la parte derecha del abdomen o piel amarillenta.

Por lo general, el médico suele indicar la realización de varios ultrasonidos abdominales de rutina para evaluar tanto el tamaño como el número de pólipos que existen y si hubo alteraciones o no. Si durante las evaluaciones el médico identifica que los pólipos están creciendo demasiado rápido, puede ser necesario una cirugía para extirpar la vesícula y prevenir el desarrollo del cáncer biliar. Si los pólipos se mantienen del mismo tamaño, es posible que no se realice ningún tratamiento.

Qué son los pólipos en la vesícula y cómo se realiza el tratamiento

Cuándo hacer el tratamiento de los pólipos en la vesícula

El tratamiento para los pólipos en la vesícula biliar está indicado en los casos en que las lesiones presentan un tamaño superior a 10 mm, pues tiene mayor de riesgo de convertirse en cáncer. Además de eso, el tratamiento también está indicado cuando los pólipos, independiente del tamaño son acompañados de cálculos en la vesícula, ayudando a evitar el surgimiento de nuevas crisis.

En estos casos el gastroenterólogo, puede recomendar al paciente una cirugía para extirpar completamente la vesícula biliar, llamada colecistectomía y prevenir el desarrollo de lesiones que den origen al cáncer. Conozca cómo se realiza la cirugía de vesícula.

Alimentación para evitar el dolor

La alimentación para pacientes con pólipos en la vesícula debe contener poca o ninguna grasa, evitando al máximo comer proteínas de origen animal que contiene grasa natural, como carnes e incluso pescados grasos como salmón o atún. Además, es fundamental cocer los alimentos en agua, evitar frituras, asados y alimentos con salsa.

De esta manera el trabajo de la vesícula es menor, lo que reduce sus movimientos y como consecuencia el dolor, Sin embargo, la alimentación no disminuye ni aumenta la formación de pólipos.

Conozca cómo debe ser en detalle la alimentación cuando se tiene problemas en la vesícula:

[vídeo]

Vea más sobre la dieta para la vesícula.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje