Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Intoxicación por monóxido de carbono: síntomas, qué hacer y cómo evitarlo

El monóxido de carbono es un tipo de gas altamente tóxico que no tiene olor, color, ni sabor. Estas características en particular hacen que sea difícil identificarlo cuando se encuentra presente en el ambiente, pudiendo causar una intoxicación grave y silenciosa cuando el individuo se queda expuesto a elevadas concentraciones durante un período de tiempo prolongado, colocando su vida en peligro. 

Las intoxicaciones por monóxido de carbono son más comunes durante el invierno, debido a que este gas es producido al quemarse combustibles como aceite, gas, madera o carbón, que durante el invierno son utilizados en las chimeneas o en los calentadores para mantener la casa caliente.

Por este motivo es importante adoptar algunas medidas preventivas para evitar que este tipo de intoxicaciones ocurran, así como conocer cuáles son los signos y síntomas que pueden surgir cuando ocurre una intoxicación por monóxido de carbono para identificarla precozmente e iniciar el tratamiento adecuado. 

Intoxicación por monóxido de carbono: síntomas, qué hacer y cómo evitarlo

Principales síntomas

Algunos de los signos y síntomas más comunes que pueden surgir durante una intoxicación por monóxido de carbono incluyen:

  • Dolor de cabeza que va empeorando progresivamente;
  • Sensación de mareos;
  • Malestar general;
  • Cansancio y confusión;
  • Ligera dificultad para respirar.

Los síntomas suelen surgir con más intensidad en aquellas personas que se encuentran más cerca de la fuente que está generando el monóxido de carbono. Además, cuanto más tiempo se respire el gas más intensos serán los síntomas, y al cabo de 2 horas aproximadamente, la persona expuesta puede perder el conocimiento y desmayarse.

Incluso cuando hay una baja concentración de monóxido de carbono en el aire, la exposición prolongada puede provocar síntomas como dificultad para concentrarse, cambios de humor y pérdida de coordinación.

Cómo el monóxido de carbono afecta la salud

Cuando se inhala el monóxido de carbono, este viaja hasta los pulmones y luego se disuelve en la sangre donde se mezcla con la hemoglobina, un componente importante de la sangre responsable de transportar oxígeno a los diferentes órganos y tejidos del cuerpo.

Cuando esto sucede, se origina una molécula proteica llamada carboxihemoglobina, que no permite que el oxígeno sea transportado desde los pulmones hacia los órganos, lo que eventualmente afecta el funcionamiento de todo el organismo, pudiendo inclusive causar daño cerebral permanente si la situación persiste.

Cuando la intoxicación es muy prolongada o intensa, esta falta de oxígeno puede ser fatal, causando la muerte del individuo. 

Qué hacer en caso de intoxicación

Siempre que se sospeche de intoxicación por monóxido de carbono es importante:  

  1. Abrir las ventanas del lugar para permitir la entrada de oxígeno y airearlo;
  2. Desconectar el aparato que pueda estar produciendo monóxido de carbono; 
  3. Acostarse con las piernas elevadas por encima del nivel del corazón, para facilitar la circulación hacia el cerebro;
  4. Acudir al hospital para que realicen una evaluación más detallada que permita saber si es necesario realizar algún tratamiento más específico.

Si la persona está inconsciente y no respira, se debe iniciar la reanimación cardíaca. Vea cómo realizar el RCP

La evaluación en el hospital generalmente se realiza con un análisis de sangre que evalúa el porcentaje de carboxihemoglobina en la sangre. Los valores superiores al 30% generalmente indican intoxicación grave, y en estos casos el individuo debe mantenerse hospitalizado para la administración de oxígeno hasta que los valores de carboxihemoglobina se encuentren por debajo del 10%.

Como prevenir la intoxicación por monóxido de carbono

Aunque identificar este gas es difícil debido a que no tiene olor, color ni sabor, hay algunos consejos que pueden evitar que ocurra una intoxicación, estos son:

  • Instalar un detector de monóxido de carbono dentro de la casa;
  • Mantener los aparatos de calefacción que utilicen gas, madera o aceite fuera de la casa;
  • Evitar el uso de calentadores a gas dentro de las habitaciones;
  • Siempre mantenga una ventana ligeramente abierta cuando utilice un calentador de gas dentro de la casa;
  • Siempre abra la puerta del garaje antes de encender el automóvil.

El riesgo de intoxicación por monóxido de carbono es mayor en bebés, niños y ancianos, pero puede sucederle a cualquiera, incluso al feto, en el caso de una mujer embarazada, ya que las células fetales absorben el monóxido de carbono más rápidamente que los de un adulto.

Bibliografía >

  • NHS. Carbon monoxide poisoning. Disponible en: <https://www.nhs.uk/conditions/carbon-monoxide-poisoning/>. Acceso en 07 Ago 2019
  • HEALTHLINKBC. Carbon Monoxide Poisoning. Disponible en: <https://www.healthlinkbc.ca/health-topics/hw193731>. Acceso en 07 Ago 2019
  • MAYO CLINIC. Carbon monoxide poisoning. Disponible en: <https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/carbon-monoxide/symptoms-causes/syc-20370642>. Acceso en 07 Ago 2019
  • CDC. Carbon Monoxide Poisoning. Disponible en: <https://www.cdc.gov/co/faqs.htm>. Acceso en 07 Ago 2019
  • WEBMD. Carbon Monoxide Poisoning Treatment. Disponible en: <https://www.webmd.com/first-aid/carbon-monoxide-poisoning-treatment>. Acceso en 07 Ago 2019
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje