Larva Migrans: qué es, síntomas y tratamiento

Revisión clínica: Marcela Lemos
Biomédica
febrero 2021

La larva migrans es un tipo de parásito que puede entrar en el cuerpo humano a través de pequeñas heridas en la piel, causando una irritación en el lugar en donde ha entrado el parásito. La infección por larva migrans produce síntomas que varían de acuerdo al tipo de parásito que ha infectado a la persona, los cuales incluyen:

  • Larva migrans cutánea, que es causada por Ancylostoma braziliense y Ancylostoma caninum, que se caracteriza por la presencia de heridas en forma de vereda resultado del movimiento de la larva dentro de la piel;
  • Larva migrans visceral, que es causada por el parásito del género Toxocara sp., que después de entrar en el organismo alcanza el torrente sanguíneo y llega a varios órganos, principalmente hígado y pulmones;
  • Larva migrans ocular, también causado por Toxocara sp., y que después de entrar en el cuerpo, se dirige hacia el glóbulo ocular, produciendo síntomas relacionados con la vista.

La larva migrans se encuentra presente en su intestino, sus huevos son liberados en las heces y las larvas son liberadas, pudiendo penetrar en la piel y causar la infección. El tratamiento es realizado con el uso de medicamentos antiparasitarios, principalmente Albendazol y Mebendazol, que puede ser en forma de comprimido o pomada y tiene como objetivo eliminar el parásito. 

Principales síntomas

El principal síntoma relacionado con la infección por el parásito es la presencia de hinchazón, enrojecimiento y dolor, en algunos casos, en el lugar en que el parásito entró en el cuerpo, siendo más frecuente en el pie o en las piernas. Los síntomas pueden variar de acuerdo con la zona en que el parásito se aloja y el tipo de reacción que produzca. Sin embargo, los principales síntomas de infección son:

  • Sensación de algo moviéndose por debajo de la piel;
  • Herida roja, en forma de vereda, que va aumentando aproximadamente 1 cm por día;
  • Comezón intensa en la piel, que empeora durante la noche;
  • Fiebre;
  • Dolor abdominal;
  • Hinchazón en la piel alrededor de la herida;
  • Síndrome hipereosinofílico, que corresponde al aumento de la cantidad de eosinófilos en la sangre;
  • Tos persistente; 
  • Aumento del tamaño del hígado, bazo, que sucede cuando el parásito alcanza estos órganos.

En algunos casos el parásito puede llegar al globo ocular, causando dificultad para enfocar, enrojecimiento, dolor y comezón en el ojo, apareciendo manchas blancas en la pupila, fotofobia y visión borrosa, por ejemplo. 

Estos síntomas son más comunes en la piel del pie o de las piernas, ya que el parásito normalmente entra en el cuerpo debido al contacto con el suelo contaminado.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la infección por larva migrans cutánea debe ser prescrito por el médico, siendo importante su continuación a pesar de ya no haber síntomas. Normalmente el tratamiento se realiza con el uso de antiparasitarios, como Albendazol, Tiabendazol o Mebendazol durante 5 días. Conozca más sobre el tratamiento para la larva migrans cutánea.

Cuando la infección produce síntomas oculares, el médico normalmente indica el uso de colirios con corticoides para tratar los síntomas y evitar la evolución de la enfermedad, ya que la eficacia del tratamiento con antiparasitarios aún no está comprobada en estas situaciones. 

Cómo evitar el contagio

La mejor forma de evitar contagiarse de este parásito es no caminar descalzo en lugares que puedan estar contaminados con heces de animales, como playas, jardines o en la calle, por ejemplo.

Además, quien tiene un animal doméstico debe recoger siempre las heces cuando lleve al animal por la calle, por ejemplo, así como desparasitarlo de manera regular.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em febrero de 2021. Revisión clínica por Marcela Lemos - Biomédica, em febrero de 2021.
Revisión clínica:
Marcela Lemos
Biomédica
Magister en Microbiología Aplicada, con habilitaciones en Análisis Clínicas y formada por la UFPE en 2017. Registro profesional en el CRBM/ PE 08598.