Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Incontinencia urinaria infantil: principales causas y tratamiento

La incontinencia urinaria infantil es cuando el niño con más de 5 años no logra contener la orina durante el día o en la noche, orinándose en la cama o mojando la ropa interior. Cuando la pérdida de orina ocurre durante el día es llamado enuresis diurna, mientras que la pérdida durante la noche se llama enuresis nocturna. 

Normalmente, el niño puede controlar la orina y las heces de forma adecuada sin necesidad de un tratamiento especifico, sin embargo, hay situaciones donde el niño necesita de un tratamiento con dispositivos adecuados, medicamentos o fisioterapia.

Incontinencia urinaria infantil: principales causas y tratamiento

Síntomas de incontinencia urinaria infantil

Los síntomas de incontinencia urinaria suelen identificarse en niños mayores de 5 años, donde los padres pueden observar algunos signos como:

  • No poder retener la orina durante el día, dejando la ropa interior mojada, húmeda o con olor a orina;
  • No poder retener la orina por la noche, orinándose en la cama más de una vez a la semana.

La edad a la que el niño es capaz de controlar la orina durante el día y la noche varía entre los 2 y los 4 años, por lo que si después de esa fase el niño aún tiene que usar pañal durante el día o durante la noche, conviene hablar con el pediatra sobre este tema, porque así es posible identificar la causa de la incontinencia y, por tanto, indicar el tratamiento más adecuado.

Principales causas

La incontinencia urinaria infantil puede ocurrir como consecuencia de algunas situaciones o comportamientos del niño, siendo las principales:

  • Infección urinaria frecuente;
  • Vejiga hiperactiva, en la que los músculos que sirven para evitar que la orina se escape involuntariamente se contraen, provocando que la orina se escape;
  • Cambios en el sistema nervioso, como parálisis cerebral, espina bífida, daño cerebral o nervioso;
  • Aumento de la producción de orina por la noche;
  • Ansiedad;
  • Causas genéticas, ya que existe un 40% de probabilidad de que un niño se orine en la cama si esto le sucedió a uno de sus padres, y un 70% si les ocurrió a ambos.

Además, algunos niños pueden ignorar las ganas de orinar para poder seguir jugando, pudiendo provocar que la vejiga se llene mucho y resulte, a la larga, en el debilitamiento de los músculos de la zona pélvica, favoreciendo la incontinencia.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la incontinencia urinaria infantil debe ser orientado por un pediatra y tiene como objetivo enseñar al niño a reconocer los signos de que necesita ir al baño y fortalecer los músculos de la región pélvica. Así, algunas de las opciones de tratamiento que se pueden indicar son:

  • Alarmas urinarias: estos son dispositivos que tienen un sensor que se coloca en la ropa interior del niño y que suenan cuando comienza a orinar, despertándolo y haciendo que se acostumbre a levantarse a orinar;
  • Fisioterapia para la incontinencia urinaria infantil, que tiene como objetivo fortalecer la musculatura de la vejiga, programando los tiempos en que el niño debe orinar y la neuroestimulación sacra, que es una técnica estimulante para el control del esfínter vesical;
  • Medicamentos anticolinérgicos, como Desmopresina, Oxibutinina e Imipramina, están indicados principalmente en el caso de vejiga hiperactiva, ya que estos remedios calman la vejiga y reducen la producción de orina.

Además, se recomienda no ofrecer líquidos al niño después de las 8 pm y llevarlo a orinar antes de dormir, ya que es posible evitar que la vejiga se llene y que el niño orine en la cama por la noche.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje