Esplenomegalia: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Revisión médica: Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
abril 2020

La esplenomegalia consiste en el aumento de tamaño del bazo, que puede ser causada por diferentes enfermedades y necesita de tratamiento para evitar una posible rotura, que pudiera dar origen a una hemorragia interna potencialmente mortal.

La función del bazo es regular, producir y almacenar células sanguíneas y destruir las células sanguíneas viejas y dañadas, sin embargo, debido a la mayor capacidad de almacenar células sanguíneas, en la esplenomegalia, el funcionamiento de este órgano se ve afectado y el número de células sanguíneas circulantes disminuyen provocando anemia, infecciones frecuentes y trastornos hemorrágicos.

Principales síntomas

Aunque pueda ser asintomática la esplenomegalia puede estar acompañada de los siguientes síntomas:

  • Hematomas;
  • Sangrado en mucosas, como en la nariz y encías;
  • Anemia;
  • Cansancio;
  • Aumento de la frecuencia de infecciones;
  • Sensación de saciedad permanente del estómago;
  • Dolor en el lado superior izquierdo del abdomen que empeora al respirar profundamente.

Ante la presencia de estos síntomas y de un dolor intenso en el área superior izquierda del abdomen, se debe acudir al médico con urgencia.

Qué puede causar esplenomegalia

Los factores que pueden llevar al aumento del bazo son infecciones virales, como la mononucleosis; infecciones bacterianas como sífilis o endocarditis o; infecciones parasitarias como la malaria o leishmaniosis visceral, por ejemplo.

Además, la esplenomegalia puede ser causada por cirrosis y otras enfermedades que afecten al hígado, varios tipos de anemia hemolítica, cáncer en la sangre sangre como la leucemia o un linfoma, trastornos metabólicos, hipertensión portal o coágulos sanguíneos en las venas del bazo.

Cuáles son los riesgos

Si no es tratada a tiempo la esplenomegalia, puede dar origen a complicaciones debido a la reducción en la cantidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas en el torrente sanguíneo, que hacen al organismo más susceptible a infecciones, anemias y al aumento de sangrado.

Además, la posibilidad de rotura del bazo cuando se agranda es mayor por estar más frágil y sensible.

Cómo se realiza el tratamiento

La esplenomegalia tiene cura y el tratamiento ideal dependerá de la causa. De esta forma, ante la presencia de una infección el tratamiento incluye el uso de medicamentos para la mejoría, como antibióticos, antivirales o antiparasitarios. En los casos de cirrosis y cáncer en la sangre, por ejemplo, en que el tratamiento es largo, la esplenomegalia se controla y la prioridad es la cura de la enfermedad de base.

En los casos más graves, en que el bazo aumentado origina complicaciones serias o no se pueda identificar la causa del problema, podría ser necesario remover el bazo a través de una cirugía, ya que es posible vivir de manera saludable sin este órgano, sin embargo, hay mayor riesgo de desarrollar infecciones.

¿Fue útil esta información?

Cerrar
Gracias por tu mensaje.
Revisión médica:
Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
Médica formada por el Centro Universitario Christus y especialista en Salud Familiar por la Universidad Estácio de Sá. Registro CRM-CE nº 16976.
Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em abril de 2020. Revisión médica por Dr.ª Clarisse Bezerra - Medicina Familiar, em diciembre de 2019.

Bibliografía

  • Seção 11 - Hematologia e Oncologia- Capítulo 141 - Distúrbios do Baço. Disponível em: <http://www.msdlatinamerica.com/profissionais_da_saude/manual_merck/secao_11/secao_11_141.html>. Acceso en 20 abr 2020
  • USP. Tratado de Hematologia. cap. 9- O Paciente com Esplenomegalia. Disponível on-line. pp. 68-73.