Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Contaminación del aire: Qué es, consecuencias y cómo disminuirla

La contaminación del aire, también conocida como polución o contaminación atmosférica, se caracteriza por la presencia de contaminantes en la atmósfera, en una cantidad y duración que son perjudiciales para los seres humanos, plantas y animales.

Estos contaminantes pueden resultar de fuentes antropogénicas como actividades industriales, emisión provocada por vehículos, quema de basura a cielo abierto, fuentes naturales como incendios, tormentas de arena o erupciones volcánicas.

Todos estos contaminantes son perjudiciales a la salud, pudiendo causar problemas respiratorios, irritación de la piel, ojos y mucosas, agravamiento de enfermedades respiratorias e inclusive aumentar el riesgo de desarrollar cáncer. 

Contaminación del aire: Qué es, consecuencias y cómo disminuirla

Por esto, es importante adoptar medidas de prevención que contribuyan a la disminución de la contaminación del aire, como el aumento de la utilización de energías renovables, uso de transporte público, prevención de incendios y aumento de las áreas verdes, por ejemplo.

Tipos de contaminantes

Los contaminantes del aire pueden dividirse en primarios y secundarios. Los contaminantes primarios son aquellos emitidos directamente por las fuentes de contaminación y, los contaminantes secundarios, son aquellos que se forman en la atmósfera por medio de reacción química entre los contaminantes primarios y los constituyentes naturales de la atmósfera.

A su vez, los contaminantes primarios pueden ser clasificados en naturales y antropogénicos:

Los contaminantes naturales derivados de fuentes naturales son las cenizas y gases de emisiones volcánicas, tormentas de arena y polvo, descomposición de animales y vegetales, partículas y humo de incendios forestales, polvo cósmico, evaporación natural, gases de descomposición de materia orgánica y mareas proveniente de los mares y océanos.

Los contaminantes antropogénicos son aquellos que resultan de la acción humana, como es el caso de las fuentes de contaminación industrial, vehículos que utilizan combustible fósil, quema de basura a cielo abierto, utilización de productos volátiles, quema de combustible en la industria y en las centrales termoeléctricas y emisiones de procesos químicos.

Principales contaminantes del aire y consecuencias para la salud

Los principales contaminantes del aire exterior y sus respectivas consecuencias para la salud y el ambiente son:

Contaminación del aire: Qué es, consecuencias y cómo disminuirla

1. Monóxido de carbono

El monóxido de carbono es un gas inflamable y muy tóxico, que resulta en su mayoría de la emisión del humo del tabaco y de la combustión incompleta de combustibles, como los liberados por vehículos automotores.

Consecuencias: este contaminante reduce la capacidad de la sangre para transportar oxigeno de las células hacia los tejidos, pudiendo perjudicar las funciones de percepción y pensamiento, retardar los reflejos, causar dolores de cabeza, somnolencia, mareos, náuseas, ataques cardíacos, agonía, daños en el desarrollo del bebé durante la gestación y en niños pequeños. Además de eso, puede agravar enfermedades como bronquitis crónica, enfisema y anemia. En niveles muy altos provoca colapso, coma, daños en el cerebro y muerte.

2. Dióxido de azufre

Este es un gas irritante que resulta en mayor parte de la combustión de carbón y aceites pesados en centrales termoeléctricas, industrias y la combustión de diésel por los vehículos. En la atmósfera puede convertirse en ácido sulfúrico.

Consecuencias: El dióxido de azufre puede causar problemas respiratorios, principalmente en personas con asma y bronquitis, produce efectos en la visión. Además de esto, puede convertirse en ácido sulfúrico almacenándose en el suelo, provocando daños en los árboles y en vida acuática a través de lluvias ácidas.

3. Dióxido de nitrógeno

El dióxido de nitrógeno es un gas irritante, muy tóxico y con poder oxidante, que en la atmósfera se puede transformar en ácido nítrico y nitratos orgánicos. Este contaminante resulta en gran parte de la quema de combustibles por vehículos automotores, instalaciones termoeléctricas e industrias.

Consecuencias: El dióxido de nitrógeno puede causar irritación y daños en el pulmón, agravar el asma, bronquitis crónica y aumentar la sensibilidad a infecciones respiratorias, como gripes y resfriados. También contribuye a la reducción de la visibilidad y la degradación del ácido nítrico resultante de su transformación en la atmósfera, puede dañar los árboles, suelo y la vida acuática en lagos.

4. Partículas en suspensión

Partículas en suspensión o material particulado son el conjunto de partículas, gotas pequeñas y ligeras que quedan suspendidas en la atmósfera debido a que tienen un tamaño reducido. La composición de estas partículas depende de la fuente contaminante como: combustión de carbón en centrales termoeléctricas e instalaciones industriales, quema de diésel por automóviles, industrias de fabricación de cemento, incendios, actividades de construcción y aerosoles.

Consecuencias: Estas partículas pueden provocar irritación de nariz y garganta, daños a los pulmones, bronquitis y empeorar el asma. Sí las partículas tóxicas son constituidas por plomo, cadmio, bifenilos policlorados y/o dioxinas, estas pueden causar mutaciones, problemas de fertilidad y cáncer. Además de esto, algunas partículas también reducen la visibilidad, pudiendo provocar daños en los árboles, en el suelo y en la vida acuática.

5. Plomo

El plomo es un metal tóxico que resulta de la pintura de edificios antiguos, refinerías de metal, fabricación de plomo, baterías y gasolina con plomo.

Consecuencias: Este contaminante se acumula en el organismo, pudiendo causar daños en el sistema nervioso central como: retraso mental, problemas digestivos e incluso cáncer. Además tiene un impacto negativo en la vida salvaje. 

6. Ozono

El ozono es un gas muy reactivo e irritante que resulta de emisiones de vehículos automotores y de instalaciones industriales. El ozono presente en las altas capas de la atmósfera protege de los rayos ultravioletas del sol, sin embargo, cuando se encuentra próximo al suelo, se comporta como un contaminante que se vuelve más concentrado en períodos de calor, de elevada radiación solar y en ambiente seco.

Consecuencias: Como los demás contaminantes, el ozono puede causar problemas respiratorios, tos, irritación en los ojos, nariz y gargantas, agravar enfermedades crónicas, como asma, bronquitis, enfisema, enfermedades del corazón, reduce la resistencia a infecciones respiratorias y acelera el envejecimiento del tejido pulmonar. Además, también contribuye a las destrucción de las plantas y árboles y a la disminución de la visibilidad.

Contaminación del aire: Qué es, consecuencias y cómo disminuirla

Cómo disminuir la contaminación del aire

La contaminación del aire puede ser reducida con la adopción de medidas como:

  • Sustitución de los combustibles fósiles por energías renovables;

  • Preferir la movilidad activa y sustentable como, ciclismo, caminata y transporte público;

  • Retirar los vehículos antiguos de circulación;

  • Aumento de las áreas verdes en los ambientes urbanos y reforestar áreas degradadas;

  • Promover la conservación de las áreas forestales;

  • Reducir la utilización de agrotóxicos o pesticidas;

  • Reducir las quemas a cielo abierto;

  • Incentivar a las industrias a utilizar equipos como catalizadores y filtros para retener el humo y los contaminantes.

Es muy importante monitorear con frecuencia la calidad del aire, de manera de elaborar programas para reducir la contaminación y evaluar su efectividad en el control de la calidad del aire.

El análisis de la calidad del aire es fundamental para informar a los responsables de las políticas, de los posibles impactos y riesgos potenciales, permitiéndoles planear acciones y políticas públicas. 

Bibliografía >

  • HENRIQUES, António Gonçalves. Poluição do Ar. Disponible en: <https://fenix.tecnico.ulisboa.pt/downloadFile/3779580152313/Poluicao_ar.pdf>.
  • AGÊNCIA EUROPEIA DO AMBIENTE. O ar que respiramos Melhorar a qualidade do ar na Europa. 2013. Disponible en: <http://www.cienciaviva.pt/img/upload/Sinais%202013%20-%20O%20ar%20que%20respiramos.pdf>. Acceso en 10 Sep 2019
  • DAPPER, Steffani Kikoli. Poluição do ar como fator de risco para a saúde: uma revisão sistemática no estado de São Paulo. ESTUDOS AVANÇADOS. 86. 30; 83-97, 2016
  • MINISTERIO DA SAUDE. Síntese de evidências para políticas de saúde - Reduzindo a emissão do poluente atmosférico – material particulado – em benefício da saúde no ambiente urbano. 2016. Disponible en: <http://www.saudeesustentabilidade.org.br/downloads/Publica%C3%A7%C3%A3o_WEB_emissao_de_poluente.pdf>. Acceso en 10 Sep 2019
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje