Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
Cerrar Coronavirus: Informaciones sobre el COVID-19 Leer más
¿Qué necesitas saber?

7 Formas de aliviar el Dolor en la Espalda

Para tratar el dolor en la espalda causado por problemas musculares o de columna, como "pico de loro" o hernia de disco, puede ser necesario usar una bolsa de agua caliente, ingerir medicamentos, realizar fisioterapia o, en última instancia, recurrir a una cirugía.

Por esta razón, en caso de que el dolor en la espalda curse con dificultad para moverse y sensación de ardor, es importante realizar exámenes como radiografía, tomografía o resonancia magnética para identificar la causa del dolor de espalda y así iniciar el tratamiento más indicado. Conozca las principales causas y cómo aliviar el dolor en la espalda.

7 Formas de aliviar el Dolor en la Espalda

Lo que se puede realizar para tratar el dolor en la espalda consiste en lo siguiente:

1. Tomar medicamentos para el dolor en la espalda

El médico puede prescribir medicamentos para aliviar el dolor en la espalda, como por ejemplo, analgésicos y antiinflamatorios, además de también poder indicar el uso de pomadas antiinflamatorias que deben ser aplicadas en el lugar donde hay dolor con un suave masaje hasta que sea totalmente absorbida por la piel.

Los medicamentos que el médico puede indicar para el dolor en la espalda pueden ser:

  • Analgésicos, como el Paracetamol, 3 veces al día o de acuerdo a la indicación del médico;
  • Antiinflamatorios, como el Ibuprofeno o Nimesulida, ingerido 2 veces al día después de las comidas, especialmente en los casos de artritis;
  • Relajantes musculares, 3 a 4 veces al día o de acuerdo con la indicación del ortopedista.
  • Inyecciones de Diclofenaco y Tiocolchicósido, realizadas en el hospital o en el puesto de salud, de acuerdo a la prescripción del médico.

Los medicamentos disminuyen el dolor y la inflamación, aliviando así los síntomas; sin embargo, para evitar que el dolor vuelva se aconseja realizar sesiones de fisioterapia, útiles para fortalecer los músculos debilitados, mejorar la postura y la posición de todas las estructuras. Conozca otros ejemplos de medicamentos para el dolor de espalda.

2. Realizar fisioterapia

La fisioterapia es interesante principalmente cuando el dolor no mejora a lo largo del tiempo. De esta forma, en las sesiones de fisioterapia se realizan ejercicios de estiramiento para mantener las estructuras de la espalda bien posicionadas y los músculos con la flexibilidad ideal para realizar todas las actividades diarias sin dolor.

El tratamiento fisioterapéutico puede variar de persona a persona, pudiendo incluir termoelectrofototerapia para aliviar el dolor y la inflamación, contribuyendo a mejorar el efecto de los medicamentos. En una fase más avanzada, generalmente es necesario realizar ejercicios de kinesioterapia adecuados a la realidad y necesidades del paciente.

3. Practicar ejercicios

Luego del alivio de los síntomas de dolor en la espalda es muy importante que el paciente realice ejercicios de forma regular para prevenir que vuelva el dolor. El profesional de educación física podrá indicar cuál es la mejor modalidad, respetando los gustos y posibilidades; siendo buenas opciones la caminata y el pilates clínico, realizado con el fisioterapeuta mediante ejercicios que fortalecen el abdomen y la columna lumbar, por ejemplo.

Conozca algunos ejercicios para mejorar la postura y así eliminar el dolor en la espalda.

4. Usar una compresa caliente en casa

Para ayudar al tratamiento en la casa el paciente puede colocar una compresa caliente en la zona de dolor, dejando actuar alrededor de 15 minutos. Este tratamiento casero mejora la circulación sanguínea y relaja los músculos, aliviando el dolor en pocos minutos.

Así, para hacer una compresa caliente, basta con mojar una toalla en agua tibia, exprimir para retirar el exceso de agua y aplicarla en el lugar donde hay dolor. También se puede aplicar una toalla mojada dentro de una bolsa de plástico y envolverla con una toalla seca, siendo útil cuando el agua está muy caliente o si no se desea mojar la ropa, por ejemplo.

Puede añadir también en el agua 3 gotas de aceite esencial de albahaca o de eucalipto, ya que estos tienen propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar el dolor.

Observe otra forma de realizar una compresa caliente en casa en el vídeo a continuación:

5. Realizar masajes

Realizar masajes es una buena opción para aliviar el dolor en la espalda, ya que ayuda a disminuir la tensión muscular y relajar, mejorando el dolor. Una opción es el masaje con aceites esenciales, ya que de acuerdo al aceite utilizado es posible tener una mayor sensación de relajamiento y bienestar.

6. Tratamiento alternativo

Otros tratamientos que pueden ayudar a combatir el dolor en la espalda son la acupuntura y la osteopatía, los cuales deben ser realizados por profesionales calificados para que surta el efecto esperado. Sin embargo, es común que el tratamiento para el dolor en la espalda implique todas las terapias aquí citadas.

Además, otra opción de tratamiento alternativo es la homeopatía, cuyos remedios deben ser orientados por un homeópata, siendo normalmente indicado su uso cada 8 horas.

7. Cirugía para la columna

En los casos más graves o cuando ya se han intentado todas las terapias para aliviar el dolor de espalda y no han tenido éxito, puede ser necesario realizar una cirugía en la columna. La cirugía de columna es delicada y puede traer complicaciones, pero, en algunos casos es muy necesaria para combatir la causa del dolor y así eliminarlo por completo.

No obstante, luego de la cirugía en la columna, normalmente, el paciente necesita realizar algunas sesiones de fisioterapia para recuperarse y aprender a mantener una buena postura. Conozca los cuidados que debe tener luego de una cirugía en la columna.

Cuándo acudir al médico

Se debe acudir al médico cuando el dolor en la espalda demora en pasar o es muy intenso, dificultando así las tareas diarias. También se recomienda buscar ayuda médica en caso de que existan otros síntomas además del dolor en la espalda, como:

  • Dolor que se irradia a la piernas;
  • Sensación de hormigueo o quemazón en la espalda;
  • Sensación de quemazón en los glúteos;
  • Dificultad para caminar.

Normalmente, el médico realiza una evaluación en la consulta y solicita algunos exámenes de imagen, como radiografías o resonancia magnética para evaluar la columna y los discos intervertebrales y verificar la necesidad del uso de medicamentos, fisioterapia o, en los casos más graves y crónicos, cirugía.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Sólo podremos responderle si deja su email.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje