Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Chequeo médico: cuándo realizar y exámenes de rutina

El chequeo o check-up médico corresponde a la realización periódica de varios exámenes clínicos de imagen y laboratorios con el objetivo de evaluar el estado general y diagnosticar precozmente alguna enfermedad que aún no se haya manifestado síntomas, por ejemplo.

La frecuencia del chequeo debe establecerse por el médico general o el médico que acompaña el paciente, y varia de acuerdo con el estado de salud de la persona, su historial de enfermedades personales y familiares. Por ello, normalmente se indica la realización de los exámenes con la siguiente frecuencia:

  • Adultos saludables: cada 2 años;
  • Personas con enfermedades crónicas, como hipertensión, diabetes o cáncer; cada 6 meses;
  • Personas con factores de riesgo para alguna enfermedad, como personas obesas, fumadoras, sedentarias o con colesterol elevado: 1 ve al año.

Es importante también que las personas que tienen riesgo de problemas cardíacos deben prestar especial atención a su salud, estando siempre atentos a las alteraciones en el organismo, como cansancio fácil o dolor en el pecho, por ejemplo. Además, está indicado también que las mujeres a partir de los 40 años y hombres a partir de los 30 se realicen exámenes específicos.

Chequeo médico: cuándo realizar y exámenes de rutina

Exámenes más comunes

Los exámenes solicitados en el chequeo permiten que el médico verifique el funcionamiento de algunos órganos como riñones, hígado y corazón, por ejemplo, además de ser útiles en la identificación de infecciones y alteraciones en la sangre como anemia y leucemia, por ejemplo:

Los principales exámenes son:

  • Glucemia en ayuno;
  • Hemograma;
  • Urea y creatinina;
  • Ácido úrico;
  • Colesterol total y derivados;
  • Triglicéridos;
  • TGO/AST e TGP/ALT;
  • TSH y T4 libre;
  • Fosfatasa alcalina;
  • Gamma-glutamil transferasa (GGT);
  • PCR;
  • Examen de orina;
  • Examen de heces.

Además de estos, otros exámenes pueden ser solicitados de acuerdo con el estado general de salud de la persona, como transferrina, ferritina, marcadores tumorales y hormonas sexuales. En relación a los exámenes radiológicos, normalmente son solicitados por el médico la realización de ultrasonografía abdominal, rayos X de tórax, eco y electrocardiograma y exámenes oftalmológicos. En el caso de pacientes diabéticos, también puede ser solicitado el examen de hemoglobina glicosilada, que evalúa la cantidad de glucosa circulante en el período de 3 meses.

Vea para qué sirve la hemoglobina glicosilada.

1. Chequeo para mujeres

En el caso de las mujeres, es importante que sea realizado de forma anual, preferentemente exámenes específicos como Papanicolau, colposcopia, vulvoscopia, ultrasonografía de mamas y ultrasonografía transvaginal. Conozca más sobre los exámenes ginecológicos de rutina.

A partir del resultado de estos exámenes, el ginecólogo puede verificar si la mujer presenta alguna infección, quiste o alteración en el aparato reproductor.

2. Chequeo para hombres

Se recomienda que los hombres a partir de 40 años se realicen exámenes específicos como ultrasonografía de próstata y medición de la hormona PSA.

Conozca más sobre el examen PSA.

3. Chequeo para fumadores

En el caso de fumadores, por ejemplo, además de los exámenes normalmente solicitados, se recomienda la medición de algunos marcadores tumorales como alfafetoproteína, CEA y CA 19.9, espirometría con evaluación de la función respiratoria, electrocardiograma con prueba de esfuerzo y análisis de expectoración con búsqueda de células cancerígenas.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje