Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Beneficios de la música para bebés y niños

La música contribuye en el desarrollo físico, intelectual, social y espiritual tanto en los bebés como en los niños e inclusive en los adolescentes porque la harmonía de los sonidos estimula diversos sentidos como la audición y el habla. 

En las personas que tocan instrumentos musicales todo el cerebro se estimula por igual, principalmente cuando hay que seguir una partitura o las cifras de una música porque para leer la partitura es necesario utilizar la visión, estimulando el cerebro para ejecutar los movimientos necesarios para tocar el instrumento, habiendo innumerables conexiones cerebrales por segundo.

Beneficios de la música para bebés y niños

Beneficios de la música para bebés y niños

Algunos beneficios que proporciona la estimulación musical para el desarrollo infantil son:

  • Mayor facilidad para hablar las palabras correctamente;
  • Ayuda a aumentar la concentración y a tener una mayor retención de la memoria;
  • Desarrollar la imaginación y la creatividad;
  • Mayor destreza en el aprendizaje de las sílabas y del alfabeto;
  • Mejora el desarrollo afectivo;
  • Aumento de la capacidad para detectar y entender patrones;
  • Mejora la capacidad de relacionarse con otros a través del desarrollo de habilidades como compartir;
  • Facilita el aprendizaje de matemática y de otros idiomas;
  • Mejora la coordinación motora por estimular la coordinación muscular. 

Varios estudios han demostrado que la estimulación musical del feto aporta una mejora significativa en su desarrollo mental, cognitivo, conductual, sensorial, psicológico y emocional en general en comparación con bebés que no estuvieron expuestos a ninguna música mientras estaban dentro del útero. 

Importancia de la estimulación musical

Cuanto más temprano se introduzca en el ambiente del niño mayor será su potencial para aprender, esto ocurre debido a que los niños que viven rodeados de música adquieren más fácil y rápidamente un discurso fluido y claro.

Los padres pueden colocar música infantil para que el bebé escuche mientras juega y ver vídeos con cantantes infantiles también es una buena estrategia para estimular el desarrollo infantil. Además de esto, la música dentro de la guardería y del jardín de infancia ya ayuda al niño a desarrollarse mejor.

Las canciones más adecuadas son las infantiles que hablan de animales, de la naturaleza y de la amistad que tengan una letra fácil de comprender, que tengan estrofas cortas y que sean fáciles de rimar.

¿Cuándo el niño puede comenzar a tocar instrumentos musicales?

Beneficios de la música para bebés y niños

Durante la edad preescolar y en el ciclo básico ya es posible que el niño tenga clases de música y aunque los niños puedan mostrar interés por aprender un instrumento musical como batería o percusión aún antes de los 2 años de edad, es a partir de los 6 años que pueden comenzar a tomar clases con instrumentos que deben ser propios para su edad, para que puedan reproducir las actividades que el profesor indique.

Los instrumentos que necesitan menos destreza motora y que son más fáciles que el niño aprenda a tocar son la batería y los instrumentos de percusión. Conforme el niño va creciendo y teniendo mejor control motor y motricidad fina más fácil será aprender a tocar el piano y los instrumentos de viento.

Antes de esta fase las clases más indicadas son las de iniciación musical donde aprenderá a reproducir sonidos y aprender pequeñas canciones infantiles que contribuyen a su crecimiento y desarrollo musical.

Cómo incorporar la música en la vida del niño

Durante el embarazo puede utilizar diversos sonidos o diversas canciones para estimular al bebé mientras se encuentra dentro del útero. En el caso de los niños para incorporar la música puede:

  • Cantar rimas y canciones infantiles con su hijo. Cantarles durante la hora de la siesta o a la hora de dormir ayuda a calmarlos y a relajarse;
  • Incluir música en la rutina del niño mientras juega, se baña o mientras va en el carro;
  • Acudir a conciertos de música infantil;
  • Introducir instrumentos de percusión, maracas, xilófono o panderetas;
  • Incorporar movimientos y realizar sonidos con las manos mientras se canta puede ayudar en el proceso de creatividad musical.

Además de esto, existen clases de iniciación o estimulación musical en la cual puede acudir con su niño, debe asegurarse que son apropiadas para su edad. Sin embargo, no todos los niños tienen deseo y facilidad para dominar un instrumento, por esto los padres no deben obligar al niño a estudiar música si no demuestra ningún interés por ello.

Algunos niños sólo les gusta escuchar canciones y bailar, esto es normal y no significa que se desarrollará menos que los niños que se interesan por instrumentos musicales.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar