Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Bebés de alta demanda: principales características y qué hacer

El bebé de alta demanda es un bebé que tiene mucha necesidad de atención y cuidados de los padres, principalmente de la madre. Este necesita estar en su regazo todo el tiempo, desde el momento en el que nace llora mucho y quiere ser amamantado a cada hora, además de no dormir más de 45 minutos seguidos. 

La descripción de las características del bebé de alta demanda fue hecha por el pediatra William Sears después de observar el comportamiento de su hijo menor, que era muy diferente al de sus hijos mayores. No obstante, estas características no pueden ser descritas como una enfermedad o un síndrome, siendo tan solo un tipo de personalidad del bebé. 

Bebés de alta demanda: principales características y qué hacer

Características del bebé de alta demanda

El bebé de alta demanda de atención y cuidados presenta las siguientes características:

  • Llora mucho: el llanto es alto y fuerte y puede durar prácticamente todo día, con pequeños intervalos de 20 a 30 minutos. Es común que los padres piensen inicialmente que el bebé está sufriendo de alguna enfermedad, pues el llanto parece inconsolable, lo que lleva a muchos pediatras a la realización de exámenes, los cuales por lo general arrojan resultados normales;
  • Duerme poco: generalmente, este bebé no duerme más de 45 minutos seguidos y se despierta siempre llorando y queriendo el regazo de su madre para calmarse. Técnicas como "dejarlo llorar" hasta que pare no funcionan, pues el bebé no deja de llorar incluso después de pasada más de 1 hora, y estudios comprueban que el llanto en exceso puede causar daños cerebrales, además de dejar marcas como inseguridad y desconfianza en la personalidad del niño;
  • Siempre tiene los músculos contraídos: aunque el bebé no esté llorando, es posible que su tono corporal sea muy intenso, lo que indica que los músculos siempre están rígidos, teniendo en todo momento las manos cerradas con fuerza, mostrando su insatisfacción y deseo de liberarse de algo, como si estuviesen siempre listos para huir. A ciertos bebés les gusta permanecer enrollados en una manta presionada levemente a su cuerpo, mientras que otros simplemente no soportan este tipo de acciones;
  • Acaba con la energía de los padres: cuidar a un bebé de alta demanda es muy agotador, pues necesitan atención plena la mayor parte del día. Lo más común es que la madre no logre apartarse del bebé por más de media hora, teniendo que ser ella la que cambie el pañal, le dé comida, lo duerma, calme el llanto, juegue y todo lo que sea preciso para cuidar a un bebé. Nadie más parece ser capaz de satisfacer las necesidades de un bebé de alta demanda.
  • Come mucho: el bebé de alta demanda parece que está siempre con hambre e insatisfecho, pero como gastan tanta energía, no se llegan a situar por encima del peso promedio. A este bebé le gusta ser amamantado y no solo usa la leche de la madre para nutrir su cuerpo, sino también sus emociones; por esta razón, las horas de amamantar son prolongadas y el bebé disfruta mucho de la lactancia, haciendo lo posible por permanecer durante mucho más tiempo de lo normal en esta posición cómoda donde se siente protegido y amado, más o menos a cada hora. 
  • Es difícil de calmar y nunca lo hace por su cuenta: una queja común de los padres con bebés de alta demanda es que las técnicas que lograron calmarlo hoy puede que mañana no funcionen, siendo necesario adoptar cualquier tipo de estrategia para tranquilizar al bebé que llora mucho, como caminar con él en el regazo o en la carriola, cantarle canciones de cuna, darle el chupón, intentar el contacto piel con piel, amamantarlo, apagar la luz, entre otros. 

Tener un bebé de alta demanda exige mucha dedicación por parte de los padres, y es más común que la madre se sienta frustrada y piense que no sabe cuidar a su bebé, puesto que él siempre quiere estar más tiempo en el regazo, quiere más atención y quiere comer; y, aunque ella haga todo por él, este siempre puede parecer muy insatisfecho. 

Bebés de alta demanda: principales características y qué hacer

Qué hacer

La mejor forma de lograr hacer sentir cómodo a un bebé de alta demanda es teniendo tiempo para él. Lo ideal es que la madre no trabaje fuera de casa y tenga la posibilidad de contar con la ayuda del padre o de otras personas para dividir tareas que no sean cuidar al bebé, como limpiar la casa, hacer las compras o cocinar. 

El padre también puede estar presente en el día a día del niño y es normal que, a medida que el bebé va creciendo, este vaya acostumbrándose a la idea de que no solo existe su madre en su vida. 

Cómo es el desarrollo de un bebé de alta demanda

El desarrollo psicomotor del bebé de alta demanda es normal y dentro de lo esperado, por esta razón, aproximadamente al año de edad debe comenzar a caminar, y ya con 2 años puede comenzar a juntar dos palabras, formando así una "frase".

Cuando el bebé comienza a comunicar apuntando hacia objetos o gateando en dirección a ellos, hecho que ocurre entre los 6 y 8 meses de edad, los padres logran entender mejor lo que el bebé necesita, facilitando su cuidado diario. Por otra parte, cuando el niño comienza a hablar alrededor de los 2 años de edad, es más fácil comprender lo que quiere, pues logra verbalizar exactamente lo que está sintiendo y lo que necesita. 

Cómo se ve afectada la salud de la madre

La madre normalmente acaba muy agotada, sobrecargada, con ojeras y con poco tiempo para descansar y cuidarse. Los sentimientos como ansiedad son comunes, principalmente, en los primeros meses de vida del bebé o hasta que el pediatra llegue al diagnóstico de que el hijo es de alta de manda. 

No obstante, con el pasar de los años, el niño aprende a distraerse y divertirse con las otras personas, y la madre deja de ser el centro de atención. En esta fase es común que la madre necesite de seguimiento psicológico, pues es posible que esté tan acostumbrada a vivir exclusivamente para el niño de alta demanda que le sea difícil alejarse de él, incluso para dejarlo en el jardín de infancia. 

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje