Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Ácido fólico en el embarazo: para qué sirve y cómo tomarlo

El ácido fólico en el embarazo es importante para garantizar un embarazo saludable y el buen desarrollo del bebé, previniendo lesiones en el tubo neural y enfermedades como la preeclampsia en la madre. La dosis que suele ser recomendada es de 400 mcg al día o según la orientación del obstetra, siendo ideal iniciar su ingesta mínimo 3 meses antes del embarazo.

Este consumo debe ser iniciado tempranamente porque el tubo neural, la estructura fundamental para el completo desarrollo del sistema nervioso del bebé, se forma durante las 3 primeras semanas de gestación, un período donde la mujer no suele saber que está embarazada.

Ácido fólico en el embarazo: para qué sirve y cómo tomarlo

Por qué tomar ácido fólico en el embarazo

El ácido fólico en el embarazo sirve para disminuir el riesgo de lesiones en el tubo neural del bebé, previniendo enfermedades como:

  • Espina bífida;
  • Anencefalia;
  • Labio leporino y; 
  • Enfermedades cardíacas.

Asimismo, el ácido fólico también es responsable por ayudar en la formación de la placenta y en el desarrollo del ADN; previene un parto prematuro; y evita enfermedades en la madre como la anemia y la preeclampsia. Vea cómo identificar los síntomas de preeclampsia.

Dosis recomendadas de ácido fólico

Generalmente, la dosis recomendada de ácido fólico en el embarazo es de 400 mcg al día, sin embargo, también es posible que el médico recomiende dosis más elevadas, principalmente cuando la mujer es obesa, padece de epilepsia o ya tuvo hijos con alguna deficiencia en el sistema nervioso, pudiendo indicar hasta 5 mg por día. Algunos ejemplos de suplementos de ácido fólico son: Folivital, AF Valdecasas, Bellafem maternal, Calcibon natal y Materfol.

Los medicamentos no son la única fuente de ácido fólico, ya que este nutriente también se encuentra presente en diversos vegetales verdes oscuros, como el brócoli, la rúcula o las coles. Además, algunos alimentos procesados como las harinas de trigo han sido reforzados con este nutriente para prevenir deficiencias nutricionales. 

Conozca otros alimentos ricos en esta vitamina.

¿El ácido fólico provoca autismo en el bebé? 

Aunque el ácido fólico traiga varios beneficios para la salud y el desarrollo del bebé, pudiendo incluso prevenir el autismo, en caso de que sea consumido en dosis excesivas, es posible que haya un aumento en las posibilidades de padecerlo.

Esta sospecha existe ya que se observó que muchas de las madres de niños autistas tenían un valor elevado de ácido fólico en el torrente sanguíneo durante el embarazo. De esta forma, el riesgo no sucede si el ácido fólico es administrado en dosis recomendadas, de alrededor de 400 mcg por día, debiendo tener cuidado para evitar el consumo en exceso, siendo importante que cualquier administración nutricional o el uso de medicamentos en este período sean orientados por el médico. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema:

Ajuda
Carregando
...